Sin respuesta para verter agua depurada al Guadalhorce

  • Emasa solicitó a la Junta permiso para acabar de esa forma con los malos olores del canal de pluviales

La Empresa Municipal de Agua de Málaga (Emasa) lleva más de tres años esperando autorización de la Junta de Andalucía para verter agua depurada desde la depuradora del Gualdahorce directamente a los canales de aguas pluviales sin embovedar de la desembocadura del río, en lugar de hacerlo por el emisario submarino, para acabar con los malos olores que padecen los vecinos de la zona de Sacaba Beach.

Así lo aseguró ayer en la Comisión de Pleno de Medio Ambiente, el concejal responsable del área, Raúl Jiménez, quien criticó que la empresa municipal aún no haya recibido respuesta a la propuesta que hizo a la Delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para realizar descargas regulares de agua depurada. Todo ello, con el objetivo de mantener dicho canal limpio y sin estancamientos de agua que favorecen la proliferación de larvas de mosquito, que han de ser fumigadas regularmente por el servicio municipal de Vigilancia Sanitario Ambiental.

El edil presentó un escrito enviado por Emasa a la Consejería el 4 de febrero de 2013, que no ha sido contestado, y en el que se recordaba que en 2011 la Junta autorizó provisionalmente realizar dichas descargas por una avería en el emisario y que produjo "una sensible mejora del estado medioambiental del canal". Por ello, se solicitó formalmente el permiso permanente de vertido de forma discontinua de agua depurada desde la planta del Guadalhorce al canal de la margen izquierda del río.

Por otro lado, la Comisión aprobó la propuesta del PSOE para seguir intensificando la limpieza y mantenimiento de los parques infantiles, así como incrementar la persecución de los actos vandálicos en este tipo de espacios. Sin embargo, rechazó la propuesta de retirada de los animales alojados en las instalaciones del Parque del Oeste planteada por IU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios