El reto de compaginar el bufete y un año de juicio

  • Algunos abogados han dejado el caso por no cobrar y otros por discrepancias con sus clientes

Los abogados del casi centenar de procesados en el caso Malaya contra la corrupción en Marbella afrontan como un reto compaginar este juicio con la actividad de sus despachos profesionales, ya que está previsto que la vista oral, que comienza hoy, dure más de un año. La envergadura del procedimiento judicial obligará a los letrados a asistir a numerosas sesiones, lo que dificultará su trabajo diario en otros procesos. Entre los abogados que ejercen la defensa de los imputados en esta causa hay varios de reconocido prestigio con despacho en Madrid y otras provincias andaluzas además de Málaga. Aquellos que tienen que desplazarse desde Madrid usarán en su mayoría el AVE o el avión y optarán por pernoctar en Málaga, mientras que los letrados que trabajan en Andalucía utilizarán el vehículo propio y regresarán en el día.

Debido a la dedicación que exige esta causa judicial, abierta a raíz de la mayor operación contra la corrupción llevada a cabo en España, ha habido abogados que, pese a haber participado en toda la instrucción, finalmente han renunciado a defender a sus clientes en la vista oral para no abandonar sus bufetes. Éste es el caso de José Aníbal Álvarez, que renunció el pasado julio a representar al ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca tras solicitar en numerosas ocasiones a los magistrados que le autorizaran a cobrar parte de los honorarios por los trabajos ya efectuados y una provisión de fondos respecto a actuaciones futuras.

Otros letrados que prefieren mantener el anonimato también han dejado esta causa por discrepancias con sus clientes después de que éstos desoyeran sus consejos en los que les pedían que no asistieran a tertulias de programas de televisión. El juicio se celebrará en sesiones de lunes, martes y miércoles, de 10:00 a 14:30, para evitar que se solapen con otros grandes procesos que se enjuician en Málaga: Ballena Blanca contra el blanqueo de capitales y Minutas sobre el encargos del Ayuntamiento de Marbella al abogado José María del Nido, presidente del Sevilla FC.

El presidente del tribunal que juzgará el caso Malaya va a dictar una dispensa temporal de los acusados para que sólo asistan cuando se trate la parte que les compete. A sus abogados también se les permitirá no estar presentes algunos días en la vista oral, en los que podrán dar la venia a otros compañeros para que sigan su trabajo. Los letrados también afrontarán como un desafío la innovación que ha supuesto la entrega en soporte informático de 200.000 folios recogidos en los 196 tomos de la pieza principal, así como un CD con unos 30.000 documentos.

En caso de necesidad, los abogados podrán pedir a la Sala copias informáticas de las declaraciones de procesados y testigos en las que estén interesados y que no hayan podido seguir en directo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios