Los retrasos de la Junta asfixian a ONG de discapacitados y abocan a algunas al cierre

  • La Administración adeuda 1,2 millones en subvenciones a la federación, lo que repercute en unos 250 trabajadores · Algunos llevan cinco meses sin cobrar · Ayer se concentraron ante la sede de Empleo

Comentarios 1

Las demoras en el pago de las subvenciones de la Junta están ahogando a las organizaciones de discapacitados a tal punto que algunas con una amplia trayectoria se han puesto un plazo para su cierre. Hay trabajadores que no cobran desde hace meses y otros que incluso ponen dinero de sus propios ahorros para costear gastos de mantenimiento de sus asociaciones.

"La situación es inaguantable", resumió ayer el presidente de la Federación de Asociaciones de Discapacitados Físicos y Orgánicos de Málaga (Famf), Joaquín Fernández, durante la concentración que medio centenar de afectados protagonizó ante las sedes de las delegaciones de Igualdad y Empleo, cuyas consejerías adeudan 1,2 millón a la Famf. Los retrasos corresponden a ayudas de 2010 y 2011 y afectan a 250 trabajadores de centros especiales de empleo a los que se les deben hasta cinco meses de sueldo.

En la concentración estaba Rosa García, que atiende a niños con necesidades especiales en el colegio Fuente Alegre, de Puerto de la Torre. Lleva tres meses sin cobrar. A su lado, también sujetando la pancarta que reclamaba "No a los retrasos" estaba Cristina Alarcón, técnica de empleo de la federación. En su caso, le deben dos meses de sueldo.

En la protesta también participaron representantes de organizaciones integradas en la Famf. El presidente de la Asociación de Esclerosis Múltiple, Baltasar del Moral, precisó que a esta entidad la Junta les adeuda 46.000 euros. La Consejería de Empleo 34.000 y la de Igualdad, 12.000. "He tenido que pagar el teléfono de mi bolsillo. Si no llega el dinero, a finales de marzo cerramos", vaticinaba. La asociación da rehabilitación a unas 60 personas que padecen esclerosis múltiple. Una furgoneta los recoge de las localidades cercanas para traerlas a la sede. Pero para mañana la asociación ya no tiene dinero para costear la gasolina del vehículo. "Desde el 1 de diciembre pasado no ha llegado ni un céntimo. Debemos los sueldos y los seguros sociales. No podemos más", admitía.

La presidenta de la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades Renales (Alcer), Josefina Gómez, explicaba que la organización lleva desde diciembre adelantando los sueldos de sus técnicos de programas con cargo a los pagos que tiene que hacerle la Junta. "Pero el mes de febrero ya no se puede pagar", advertía.

La responsable de la Asociación Luna de Mujer con Discapacidad, Pepi Bohórquez, detalló que la Administración autonómica les adeuda 20.000 euros. "Estamos abocados al cierre", aseguraba. Contaba que los trabajadores llevan un par de meses sin cobrar y que algunas socias están pagando gastos de la sede -como luz, agua o comunidad- de su bolsillo. El problema, explicaba, es que cuando la Administración autonómica da luz verde a un proyecto, las organizaciones están obligadas a iniciarlo en la fecha estipulada. "La Junta ha dado esa luz verde, pero no nos ha dado el dinero", apuntaba. Así, han tenido que iniciar programas y afrontar gastos para los que no les han llegado los fondos autonómicos comprometidos. Antes de la crisis, las asociaciones tenían más solvencia o pedían algún préstamo, pero ahora no tienen ese colchón y los retrasos en los pagos las están asfixiando.

El representantes de la Asociación de Lesionados Medulares, Enrique Muñoz, dijo que en su caso, no se le han liquidado las subvenciones de 2011. "Contratos que han acabado no los hemos renovado porque no podemos contratar a nadie", indicó. Incluso contó que Mapfre estaba dispuesta a donar una furgoneta a su organización, pero que no tenía dinero para contratar a los chóferes ni para su mantenimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios