Propuesta de semipeatonalización de carretera de cádiz La opinión de los vecinos

Una reurbanización ansiada pero tardía

  • Vecinos y comerciantes de Carretera de Cádiz avalan la idea de reducir el tráfico y aumentar la zona peatonal, pero critican la tardanza de las administraciones en consensuar la actuación

Comentarios 4

Adentrarse en Carretera de Cádiz es hacerlo aún en un escenario marcado por las huellas del Metro, aunque las zanjas hayan sido ocultadas bajo el cemento y el asfalto; un terreno donde los vehículos vuelven a recorrer buena parte de la superficie y donde los vecinos y comerciantes muestran un cansancio perceptible en su voz y en sus lamentos. Tras algo más de tres años de trabajo, las cientos de personas que habitan en las márgenes de esta gran avenida se han convertido en vecinos inseparables del suburbano y de su obra, del que a finales de 2011 empezarán a saborear sus beneficios.

Pero mientras el foco deslumbrante de la mayor infraestructura en la historia reciente de la ciudad sigue posado sobre este barrio, las instituciones reabren el debate sobre cómo mejorar un entorno donde la ausencia de espacios públicos, la estrechez de las aceras, la inexistencia de zonas verdes es el denominador común. La intención anunciada por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento es aceptada, de inicio, por la inmensa mayoría de residentes de la zona, comerciantes y colectivos, aunque ninguno obvia la realidad de que la intervención que se lleve a cabo llega tarde.

"Lo que están proponiendo, manteniendo dos carriles por sentido, uno de ellos para el paso de autobuses, nos parece bien. Pero eso tendría que haberse hecho cuando se terminaba la obra del Metro, porque ahora van a tener que levantar todo de nuevo". La reflexión es puesta sobre la mesa por Juan Oliva, presidente de la Asociación de Vecinos Miguel Hernández, en la zona de La Paz, aunque es ratificada, repetida y suscrita por otros muchos otros representantes.

Lo que a todos los consultados por este periódico les parece bien es que la acción que se lleve a cabo permita aumentar el espacio ciudadano del que hoy carece el barrio. "Han dejado la calle como estaba. Lo ideal es que hubiesen aprovechado los tres años que hemos tenido obras con el Metro para definir cómo iba a quedar la superficie", comenta Antonio Toval, de la Asociación de Vecinos Parque Vistafranca.

La tardanza con la que Junta y Ayuntamiento han dado el paso al frente, en pos de acordar y consensuar un proyecto de reurbanización de Carretera de Cádiz, va a suponer un coste próximo a los 6 millones de euros por el simple motivo de tener que levantar parte de lo ahora ejecutado por la concesionaria del suburbano. Y ello sin contar con la indefinición que existe, aún, respecto al calendario de trabajos a desarrollar. Por el momento, el deseo, según expuso el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz Guirado, pasa por impulsar el plan en 2010.

Manuel Granados, propietario de una papelería en Avenida Velázquez, insiste en el malestar que la demora de las administraciones genera entre los residentes y comerciantes. "Todo lo que ahora están diciendo tendrían que haberlo hecho ahora y no que dentro de dos años se tienen que meter otra vez en obra y levantarlo todo. No me parece bien. Si el problema es de billetes o que nadie quiere dar su brazo a torcer, que lo dejen como está... ¿Es que no hay personas que piensen eso?", sentencia.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Cívilis, Antonio Fuentes, avala la idea de mantener dos carriles abiertos al tráfico, aunque enfatiza la necesidad de "ensanchar las aceras y de que el espacio de peatonalización sea mayor". "La ciudad tiene que ser más accesible para los peatones", añadió. No obstante, fue contundente en criticar a las administraciones públicas sobre el tiempo que han tarado en negociar y acordar qué hacer en la zona. "Que no se haya acordado antes de iniciar las obras, es de vergüenza. La prueba es que la reposición del asfaltado que ha hecho la concesionaria del Metro hay que levantarla", sentenció.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos Unidad, Ramón Carlos Morales, se mostró satisfecho ante lo que parece un acuerdo entre Junta y Ayuntamiento para mejorar el entorno de Carretera de Cádiz y consideró que la iniciativa de la que se habla en este momento "tiene una buena dosis de sensatez, aunque está lejos de la posibilidad que se abría con el plan propuesto en su momento por la Junta".

Morales alude con ello al diseño elaborado por el arquitecto Agustín Benedicto y el ingeniero Javier Bustinduy y que suponía la peatonalización del eje de las avenidas Velázquez y Héroe Sostoa, aunque garantizando siempre el paso en vehículo privado a residentes, emergencias y servicios operativos. "Era una opción viable", comentó, al tiempo que admitió que se "pierda esa oportunidad". "Se ha perdido un tiempo precioso porque la Junta debía haber impuesto su criterio, haber forzado la situación, porque los ciudadanos pierden una gran ocasión", apostilló.

Desde la Asociación de Comerciantes de Carretera de Cádiz, su presidente, José Rueda, avaló la propuesta inicial, aunque insistió en la necesidad de "resolver el tema de los aparcamientos", dado que la reurbanización del eje obligaría a eliminar unos 2.700 estacionamientos en superficie. En este sentido, demandó la ejecución de aparcamientos subterráneos en rotación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios