La revolución del AVE se deja sentir en Antequera en su primer aniversario

  • La alta velocidad cumple hoy un año desde su llegada al primer punto de la provincia, donde ya notan la afluencia de turistas y viajes de negocio · Cuando el tren llegue a la capital el domingo, España estará más cerca del principal destino turístico del país

Hoy se cumple el primer año de vida de la alta velocidad en la provincia de Málaga. El 16 de diciembre de 2006, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acudía a la inauguración del tramo entre Córdoba y Antequera, lo que suponía la entrada del primer tramo AVE en suelo malagueño. En estos primeros doce meses todavía no han llegado los trenes de alta velocidad. El recorrido lo ha seguido haciendo el habitual Talgo 200. Sin embargo, la reducción de tiempos con la capital de España ha servido para revolucionar el turismo de fin de semana en Antequera y que la localidad sirva de experiencia previa para la definitiva llegada del AVE a Málaga el próximo domingo.

Si el caso de Antequera se reproduce en Málaga, el nuevo ferrocarril se dejará sentir, y de largo, en la capital malagueña. Allí ya han visto cómo sus mejores expectativas se han cumplido durante el primer año de vida de la alta velocidad. "Es cierto que el cambio todavía no ha sido espectacular, pero, por ejemplo, los hoteles sí que se han visto bastante beneficiados. Además, lo mejor de todo es que este tiempo ha servido para sentar las bases y detectar posibles carencias que ahora no existirán cuando llegue el AVE", explicó el alcalde antequerano, Ricardo Millán.

En el municipio, el hotel Antequera Golf ideó una campaña a la que luego se unieron el resto de establecimientos hoteleros para promocionar paquetes turísticos de fin de semana. La idea era pasar de viernes a domingo en Antequera con tiempo suficiente para jugar al golf, hacer un recorrido turístico cultural por la ciudad y almorzar comidas típicas en restaurantes. Se llevó a cabo de enero a marzo. "Y la mayor parte de fines de semana nuestra ocupación rozó el cien por cien", aseguran en el Antequera Golf, donde indican que en el resto de hoteles las cifras fueron similares. "La aceptación fue grandísima y eso que el tren no es un AVE todavía", añade Esther Granados, de la Asociación de Comercio e Industria de Antequera.

De hecho, la estación de alta velocidad de Antequera-Santa ha recibido ya a más de 51.000 viajeros y la de Puente Genil-Herrera a más de 32.700. Cifras que se quedarán pequeñas en pocos años, porque, sólo la antequerana, recibirá a medio plazo a más de 650.000 viajeros anuales, gracias a las futuras líneas de AVE que se pondrán en funcionamiento desde Antequera a Sevilla y Granada. Ambas están ya en construcción.

Pero mientras llegan las nuevas líneas, la actual ya se deja notar en la ciudad de El Torcal. "Es que tener Madrid tan cerca es algo muy importante", asegura Silvia Jurado, responsable del Centro de Iniciativas Turísticas antequerano. "Sobre todo porque es posible ofrecerles cultura, ocio, descanso, deporte y naturaleza", añade Jurado. Precisamente, los mismos aspectos que ahora toca potenciar a Málaga y toda la Costa del Sol, principales beneficiarios de la llegada de la alta velocidad a finales de la próxima semana.

Renfe prevé que sean 1,7 millones las personas que viajen entre Málaga y Madrid durante 2008, cifra que llegará hasta los dos millones al año siguiente. En gran medida, debido a la nueva política de la empresa ferroviaria con los billetes de bajo coste. El trayecto entre ambas ciudades se puede realizar hasta por poco más de 27 euros, lo que ha democratizado aún más el uso de este medio de transporte. Tanto, que ya hay quien piensa en mudarse hasta Málaga para vivir en ella y trabajar en la capital española o Córdoba, como ocurría a Diego Olmedilla, de la empresa A Plus Field Marketing o Ángel Pérez, del Grupo Prasa, respectivamente. Ambos han visto como los precios y los tiempos de viaje permiten habitar en la Costa del Sol y disfrutar de su calidad de vida, alejándose del estrés laboral.

Pero la principal esperanza está puesta en el sector turístico. La expectativa se centra en el AVE para que refuerce campos que aún están por explotar en la capital. El turismo de congresos, con la utilización del Palacio de Ferias de Málaga o el turismo cultural. "Con el AVE, los madrileños preferirán venir aquí que viajar hasta Valencia", asegura Andrés Castillo, director del NH Málaga. "Seguro que muchos prefieren venir para acá por la cercanía con la capital madrileña y pasar un fin de semana en la costa para descansar", añade el máximo responsable del AC Málaga Palacio, Jorge González.

Las expectativas también se hacen extensibles a toda la provincia, donde se espera un incremento del turismo no sólo de sol y playa, sino de otros segmentos como el de negocios.

Pero no sólo Madrid estará en pocos días más cerca de Málaga. También lo estará Sevilla, Córdoba, Valladolid, Ciudad Real, Zaragoza, Huesca, además de Barcelona en unos meses. La alta velocidad permitirá que el tren cruce España de norte a sur, desde la estación María Zambrano hasta la Ciudad Condal y viceversa, en poco más de seis horas. Así, la mayor parte de España tendrán Málaga a tiro de piedra para disfrutar de unas vacaciones o viajar por cuestiones laborales. Más aún, cuando en poco tiempo se pongan en funcionamiento las líneas de norte del país.

El próximo 23 de diciembre Málaga se convertirá en la decimonovena ciudad española con alta velocidad. Hasta el momento, tienen AVE Madrid, Toledo, Ciudad Real, Puertollano, Córdoba, Sevilla, Puente Genil, Antequera, Segovia, Guadalajara, Calatayud, Zaragoza, Tardienta, Huesca, Lérida y Camp de Tarragona, para el día 21 llegar a Valladolid y, el próximo año, a Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios