El revuelo de un buitre perdido

  • La Policía Local de Málaga logra capturar a un ejemplar despistado en su paso migratorio hacia África

Pasaron horas hasta que pudieron capturarlo y fue la atracción del día en la zona. Efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (Gruprona) de la Policía Local de Málaga llevaron a cabo la captura de un buitre leonado que se encontraba en el patio interior de un bloque de viviendas sito en la barriada de El Copo.Los hechos tuvieron lugar sobre las 21:00 del miércoles en un edificio sito en calle Félix Gancedo. La aparición del buitre causó gran revuelo y expectación entre los vecinos, por lo que avisaron a los servicios de la Policía Local de Málaga para que se personaran en el lugar y se hicieran cargo del mismo.

De hecho, el buitre ya había sido divisado en varias ocasiones a lo largo del día, concretamente por la zona del polígono Villarosa y autovía, si bien, a pesar de apoyarse en elementos que se encontraban relativamente cerca del suelo, se encontraba a suficiente altura como para que no fuese posible su captura.

Una vez en el lugar, los agentes del Gruprona de la Policía Local de Málaga comprobaron que se trataba de un ejemplar adulto de gran envergadura y tuvieron que utilizar los medios de los que disponen, tales como zalabar y guantes, para capturar al animal de forma rápida y segura y sin causarle ningún tipo de daño. Para ello, también contaron con la inestimable ayuda de un vecino que se ofreció.

Acto seguido, los policías locales lo introdujeron en un trasportín y se lo llevaron en el vehículo policial hasta dependencias del Centro Zoosanitario, donde, en base al protocolo, fue examinado por un veterinario municipal y quedó a disposición del Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA).

El hecho de que el rapaz estuviese volando tan bajo y apoyándose continuamente en distintos elementos cerca de, o incluso en el propio suelo, puede deberse a que en esta época del año este tipo de aves suelen emigrar, para lo que recorren largas distancias y por eso es frecuente el avistamiento de las mismas. Sin ir más lejos, el pasado 26 de septiembre agentes del Gruprona capturaron a otro ejemplar de la misma especie que se encontraba en la terraza de un piso en una octava planta del número 4 del paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios