Una reyerta en un taberna del centro acaba con cinco heridos y dos detenidos

  • Según las víctimas, el dueño, tras una discusión por los precios, dio puñaladas al aire

Cinco personas han resultado heridas por arma blanca durante una reyerta ocurrida en una taberna del centro histórico de Málaga, que se ha saldado con la detención del presunto agresor y del propietario del establecimiento por parte de Agentes de la Policía Local, con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía. El suceso tuvo lugar alrededor de la 1:00 del viernes cuando, al parecer, comenzó una discusión entre el dueño del negocio, próximo a la Catedral, y tres clientes motivada, presuntamente, por el precio de las consumiciones.

Según la versión de las víctimas, el propietario del bar la emprendió a golpes con ellos y se sumó otra persona que se encontraba en el interior del local, y que, presuntamente, sacó una navaja y comenzó a dar puñaladas al aire. Este individuo llegó a alcanzar con el arma blanca no sólo a los tres clientes implicados, sino también a un hombre y una mujer que intentaron mediar. "Escuché gritos para que se llamara a la Policía porque un hombre llevaba una navaja. Pronto llegó el 061", explicó a este periódico el encargado de otro negocio, que estaba recogiendo su terraza.

Los tres clientes heridos salieron huyendo y fueron perseguidos tanto por el propietario como por la persona que había hecho uso de la navaja, y las víctimas se cruzaron con una dotación de la Policía Local, a los que manifestaron que los perseguían unos individuos que anteriormente los habían apuñalado, e instantes después los policías apreciaron cómo se acercaban los dos perseguidores. Al percatarse de la presencia policial, emprendieron la marcha en sentido contrario.

Uno de los individuos se acercó a una papelera y arrojó el arma blanca en su interior, aunque pudo ser recuperada e intervenida por los policías locales, que comprobaron que era una navaja de unos seis centímetros de hoja. El individuo fue detenido tras oponer una fuerte resistencia.

Las víctimas eran tres varones de entre 32 y 35 años, uno de los cuales presentaba una herida cortante y sangrante en una mano, otro en un muslo y el tercero una herida punzante y sangrante en un muslo. Junto a ellos, los policías se dirigieron al bar en el que ocurrió la trifulca y comprobaron que los otros dos heridos tenían, en el caso de la mujer, una herida incisa en el costado, y en el del varón una herida cortante y sangrante en un brazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios