El riego en el Guadalhorce se cortará para hacer una obra

  • La Junta asegura que los trabajos durarán un mes y que antes no será posible enviar agua de los pantanos

Después de tres semanas de riego ininterrumpido por la falta de lluvias, los agricultores de la comarca del Guadalhorce volverán a quedarse sin agua al menos durante un mes. La Junta de Andalucía tiene previsto cortar hoy el agua de los pantanos ante la necesidad de hacer algunos arreglos en el canal principal antes de que avance más el invierno. El delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Javier Carnero, confirmó a este periódico que la obra prevista durará alrededor de un mes y que, al menos, hasta después del Puente de la Constitución no se podrá reanudar el riego.

Las actuaciones que se llevarán a cabo no son las previstas para cubrir e impermeabilizar parte de red de riego, en la que está previsto invertir 12 millones de euros y que requiere de más tiempo. Lo que pretende la Junta en las próximas semanas es arreglar las filtraciones detectadas en el falso túnel del paraje de Bombicher, situado entre Álora y la zona de La Encantada, y que forma parte del canal principal de riego. Además, está previsto el arreglo de algunos sifones de la red y el desbroce de varios tramos. En total, se invertirán unos 500.000 euros.

El problema es que durante este mes que durarán las obras los agricultores tendrán que mirar la cielo y confiar en que llueva, algo que en lo que va de otoño apenas ha ocurrido. De ahí, que surgieran discrepancias entre las asociaciones agrarias y algunas comunidades de regantes sobre cuándo debían cortarse los riegos, después de que el pasado 21 de octubre la Delegación provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente tuviera que autorizar de forma urgente el envío de agua de los pantanos y suspender la obra proyectada por el riesgo de que se perdieran los cultivos que ya había plantados.

La idea inicial de la Junta de Andalucía era cortar el agua el 31 de octubre y plantear otro posible riego a mediados de noviembre por si seguía sin llover, según Carnero, pero al final se optó por terminar hoy en previsión de que llovería antes. Sin embargo, las previsiones meteorológicas no son nada halagüeñas al respecto y, al menos, hasta entrada la segunda quincena de noviembre no se espera que caiga ni una gota.

Inicialmente la Junta cortó los riegos el pasado 27 de septiembre y tuvo que rectificar tres semanas después por las quejas de los agricultores del Guadalhorce ante la falta de lluvia. Los regantes llegaron a amenazar incluso a la Delegación provincial de Medio Ambiente con reclamar los daños ocasionados por los cultivos perdidos, ya que no avisó con tiempo suficiente del corte del agua y la mayoría ya habían plantado los cultivos de invierno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios