El ritual que honra a los que no se olvidan

  • Flores en las tumbas, emociones contenidas y recuerdos volvieron a llenar los cementerios el 1 de noviembre Ofrendas para no dejar que los amados mueran del todo

Largas colas de coches, bullicio, jarrones con flores, paños y cubos de agua para limpiar la lápidas. Como todos los años, el 1 de noviembre abandona la quietud los cementerios y el ritual para honrar a los fallecidos vuelve a repetirse. El color se abre paso ante lo sombrío y la vida de las hojas nuevas sustituye a lo marchito. Los malagueños cumplen con una tradición heredada de sus ancestros y por estas fechas llevan ante las tumbas sus recuerdos y emociones contenidas en su deseo de no dejar que sus personas amadas mueran del todo.

Como sucede año tras año, Parcemasa volvió ayer a registrar atascos en las horas puntas y la EMT puso a disposición de los usuarios un autobús especial de la línea 23 que iba desde el centro al cementerio por una ruta más directa. Muchas mujeres, laboriosas, se afanaban ayer en mejorar la imagen de los nichos y columbarios de sus familiares. Cambiaban los adornos, quitaban el polvo o ponían una foto nueva y luego, unos besos en el frío mármol, unos minutos de respeto, unas palabras desde dentro.

También se rompió el silencio habitual en cementerios como el de San Juan, en El Palo. Allí, ancianas pasaban un rato con sus seres queridos sentadas en sillas plegables para poder aguantar las piernas y otras más ágiles se subían a escaleras para llegar hasta el nombre grabado en la piedra, hasta el hueco en el que reposan los restos de sus seres queridos. Los pasillos de este cementerio se quedaron pequeños en algunos momentos para albergar también a jóvenes e, incluso, niños pequeños que acudieron a la cita en el Día de todos los Santos.

Tampoco faltó el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que acudió ayer a los actos organizados en el cementerio de San Miguel, que consistieron en una misa y un concierto en la capilla de cementerio. Asimismo, De la Torre visitó las actuaciones que el Ayuntamiento está realizando para mejorar el camposanto, concretamente en la fachada de la plaza del Patrocinio, la capilla, cuyos trabajos están muy avanzados, la fuente, el jardín de San Francisco, el Paseo de los Cipreses o los panteones rehabilitados. Hoy se espera también una gran afluencia de visitantes en los diversos cementerios de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios