Málaga

Más de 150 robos con fuerza en el campo malagueño en 2017

  • El PSOE registrará en el Congreso varias iniciativas instando al Gobierno a aumentar la vigilancia

Una agricultora trabajando en la Vega de Antequera. Una agricultora trabajando en la Vega de Antequera.

Una agricultora trabajando en la Vega de Antequera. / javier FLORES

A lo largo de 2017, se registraron 154 robos con fuerza y con violencia e intimidación en explotaciones agrícolas y ganaderas de la provincia de Málaga. El dato es una respuesta parlamentaria del Gobierno central al diputado socialista Miguel Ángel Heredia, que criticó ayer que estas situaciones "son familiares para muchos agricultores y ganaderos" de Málaga.

"Un día falta un apero, una máquina o un animal, otro ha desparecido el tractor que se había quedado en el campo al terminar la jornada anterior, a veces se ha evaporado el gasóleo del bidón de la caseta, destrozos al margen, y en ocasiones no están los tubos y las bombas del sistema de riego", relató el diputado, precisando que los datos del Ejecutivo "no incluyen los episodios de daños, en los que los ladrones producen desperfectos sin llevarse nada, ni los de hurto, en los que hacerse con el botín no requiere forzar nada ni agredir o intimidar a nadie".

La sensación de inseguridad en las explotaciones agropecuarias y en el mundo rural en general llevó a elevar hasta tres años las penas por hurto "cuando se trate de productos agrarios o ganaderos o de los instrumentos o medios que se utilizan para su obtención, siempre que el delito se cometa en explotaciones agrícolas o ganaderas y se cause un perjuicio grave a las mismas", recordó Heredia. A pesar de ello, ese "endurecimiento de las condenas" no ha disuadido a los ladrones, "cuya actividad se ha visto favorecida por la reducción de efectivos de la Guardia Civil, que es quien asume el grueso de las tareas de seguridad ciudadana en las zonas rurales", indicó.

Según Heredia, "a lo largo del año, estos robos afectan en muchos casos al 20% del total de la cosecha" y, concretamente, en la provincia de Málaga, perjudican sobre todo a productos como los mangos, los aguacates, las chirimoyas y la aceituna de mesa. "Es intolerable la situación de indefensión y los daños económicos que tiene que soportar el sector agrario por la dejadez y la incompetencia de un Gobierno de Mariano Rajoy que los abandona a su suerte", criticó el socialista, que considera "urgente" que el Ejecutivo "actúe ante la realidad que se está viviendo en nuestros campos" ya que "al perjuicio económico hay que sumarle la sensación de inseguridad".

El parlamentario exigió ayer en Archidona al Gobierno central que intensifique las medidas contra los robos en el campo y reclamó, además, un incremento en el número de efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para luchar contra este problema y reforzar, "tras seis años de recortes brutales", el número de agentes, sobre todo de la Guardia Civil, encargados de la vigilancia en zonas rurales.

La provincia, precisó, cuenta actualmente con dos equipos Roca -dedicados exclusivamente a frenar la oleada de robos en las zonas rurales-, en Coín y Antequera. Para el socialista, es "urgente" sumar uno más para la zona de la Axarquía, además de dotar a las comarcas restantes de "muchos más recursos humanos". "Tenemos un problema de seguridad ciudadana", dijo, antes de anunciar la batería de iniciativas parlamentarias que presentará en el Congreso de los Diputados para instar a que se tomen estas medidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios