Las rondas registraron durante el año pasado 4.200 kilómetros de atasco

  • Durante 2007 hubo 35 días sin retenciones en la circunvalación de Málaga · Sólo uno de ellos era laborable · El número total de horas de circulación lenta fue de 2.279, casi 95 días · El tramo de Guadalmar vuelve a ser el más afectado

En los días que los responsables de la Dirección General de Tráfico (DGT) observaron problemas de circulación en las rondas este y oeste, los atascos sumaron un total de 4.252 kilómetros, según los datos elaborados por este periódico a raíz de los datos facilitados por Tráfico. O lo que es lo mismo, 11,6 al día. La cifra -que supone un incremento de casi mil kilómetros respecto a 2005- es igual, en línea recta, a la distancia que separa el aeropuerto de Málaga de la capital de Jordania, Amman, un viaje de ida y vuelta a Mostar, capital bosnia, o realizar seis viajes entre Málaga y Barcelona.

Pero el tiempo que pasan los conductores al volante tampoco se queda corto. En total, ha habido 2.279 horas de atasco en las rondas malagueñas, poco más de seis al día. Casi 95 días completos.

Tanto es así, que los empleados malagueños que necesitaron atravesar una de las rondas de circunvalación de la capital para ir a su puesto de trabajo, se encontraron, casi siempre, atascos en la carretera. Sólo algunos afortunados pudieron atravesar la autovía A-7 a su paso por Málaga sin encontrarse ningún embotellamiento. Son los que circularon por las rondas el 21 de febrero (miércoles). Este fue el único día laborable que no hubo atascos en los alrededores de la capital. Aunque hay que señalar que en otras 34 jornadas, siempre ya de fines de semana o festivos, los miembros del Centro de Gestión del Tráfico de Málaga no detectaron ninguna retención.

La zona más problemática sigue siendo, como es tradicional, la del tramo de Guadalmar de la Autovía del Mediterráneo A-7. Por las mañanas, al circular en sentido Málaga de 7.30 a 10.00 lo más habitual es encontrarse una retención de seis kilómetros, desde el punto kilométrico 228 (justo cuando la autovía pierde un carril, pasando de tres a dos) hasta el 234 (poco antes del Palacio de Congresos. Por la tarde, los problemas se trasladan al sentido contrario, hacia fuera de Málaga, y el atasco permanece casi inamovible de las 18.00 a pasadas las 21.30. En este caso, del desvío a Guadalmar al Palacio de Congresos de Torremolinos.

Parece que los conductores tendrán que esperar a la finalización de la remodelación del enlace Alameda-Barriguilla o a la construcción de la hiperronda para la disminución de los atascos en la ronda oeste, que sigue aumentando su saturación diaria y que puede empeorar con la apertura de Ikea o la ampliación del Plaza Mayor. Aunque habrá que esperar también al funcionamiento del nuevo acceso de la MA-21 a la Térmica y a que los malagueños se acostumbren al nuevo enlace de Virreinas.

Mientras, en la zona del túnel de San José suele haber problemas a primera hora de la mañana, pero éstos parecen ir disminuyendo, igual que ocurre con los accesos a la barriada de El Palo en la ronda este. En ambos casos, las retenciones detectadas por el Centro de Gestión del Tráfico están disminuyendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios