El sector de la construcción exige reactivar ya la inversión pública

  • Fadeco reclama el tren litoral, el saneamiento integral o un parque público de vivienda

Los constructores andaluces aseguran que tras el regreso de la economía española a los números negros ha llegado la hora de que se reactive la inversión en obra pública y el sector pueda volver a respirar. "Obviamente no se va a volver al ritmo de los años anteriores a la crisis, pero es el momento de recuperar un mínimo de actividad", explicó ayer Francisco Carmona, presidente de la patronal andaluza Fadeco en su rama de contratistas.

Este empresario subrayó que "quedan muchas cosas por hacer" y entre ellas señaló realizar el corredor ferroviario español, incluyendo el trazado del tren litoral en la Costa del Sol, terminar el saneamiento integral y la depuración de aguas, promover un parque público de viviendas de alquiler, y relanzar aún más el Plan Integral de Construcción Sostenible lanzado por la Junta de Andalucía.

En este último aspecto fue especialmente crítico Francisco Martínez-Cañavate, presidente de Fadeco en el área de promotores, quien exigió dar un paso más y no quedarse solo en acciones puntuales en la reforma de ventanas u otros aspectos. "Debemos ser capaces de enderezar el rumbo de esta iniciativa y crear ciudad, regenerar barrios, rehabilitar con mayúsculas y abordar cuestiones de más envergadura, saltando de las ventanas a la ciudad", indicó.

Desde la patronal andaluza, que ayer celebró en Málaga un foro con la presencia de políticos de varios partidos para mostrar sus reclamaciones de cara a las próximas elecciones andaluzas y municipales, se consideró necesario "armonizar el marco normativo de las tres administraciones, posibilitar los incrementos de edificabilidad, o ajustar los parámetros de cesiones de suelo, dotación de equipamientos y cargas urbanísticas a las necesidades reales de cada barrio" para que la construcción sostenible sea efectiva.

Carmona criticó que su sector "ha sido el más castigado por la reducción del déficit público" y subrayó que en 2009, cuando ya se estaba en crisis, la obra pública representaba el 4,4% del PIB y ahora solo alcanza el 2,6%. Los empresarios aprovecharon la presencia de políticos -Esperanza Oña (PP), Francisco Conejo (PSOE), Javier de Luis Ferreras (IU) y José Antonio Iranzo Ruiz (PA)- para poner sobre la mesa además otra serie de temas que consideran vitales para la resurrección del sector.

Entre ellos propusieron derogar la reserva de suelo para VPO en los Planes Generales de Ordenación Urbana y potenciar su utilización con destino a viviendas de "precio limitado y asequible", facilitar "y no lastrar" la compraventa de viviendas por parte de extranjeros residentes, promover un plan de vivienda que apueste por la rehabilitación y la regeneración urbana, o tener un marco jurídico estable "que aclare y simplifique las normas existentes, evitando incongruencias, contradicciones entre ellas y que esté alejado de la interpretación diferenciada de cada comisión provincial de Urbanismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios