El sector cree que se producirá una bajada en las tarifas funerarias

  • El precio medio de un entierro en el Parque Cementerio puede rondar los 1.500 euros

El efecto inmediato del fallo del TSJA debería sentirse en los bolsillos de los ciudadanos que tienen la desgracia de perder a un familiar o a un ser querido. Si las condiciones normativas vigentes hasta la fecha limitaban a una sola, la de Parcemasa, la oferta de tarifas y servicios para la cremación o inhumación de los fallecidos, la resolución judicial abre la puerta a la creación de nuevas instalaciones. De acuerdo con los datos publicados en los últimos años, el coste medio de un entierro en la capital de la Costa del Sol ronda los 1.500 euros, cifra que se reduce a unos 460 euros en el caso de las cremaciones.

El listado de precios vigente en Parcemasa señala que la incineración de un cuerpo cuesta 442,99 euros, mientras que la inhumación varía entre los 225,7 euros que supone hacerlo en un nicho, los casi 309 de una tumba, los 355,7 de una fosa familiar y los 456,17 de un panteón.

Sin embargo, a estos servicios hay que sumar otros elementos propios del ritual funerario, como el traslado del cadáver (58,3 euros), el alquiler de una sala para el velatorio y de la iglesia para la ceremonia (17,2 euros). En el caso de las denominadas tanatosalas, la aportación económica puede variar entre los 133,83 y los 281,12 euros, en función del espacio y los servicios que se ofrezcan en las mismas.

De otro lado, Parcemasa cobra también 2.306 euros por la concesión de una tumba por un periodo de 50 años, y de 2.846 euros por la concesión de una fosa familiar por el mismo periodo de tiempo.

Estos previos, según el presidente de la Asociación Provincial de Funerarias y Pompas Fúnebres, José Francisco Pérez Cano, "no son malos", al estar ajustados a la realidad del mercado. Aunque admitió que la existencia de una oferta más amplia supondrá necesariamente una reducción de las tarifas. Según apuntó, en la provincia de Málaga se contabilizan en la actualidad casi una decena de tanatorios, cuatro de ellos en la localidad de Antequera, dos en Vélez-Málaga, otro que se está negociando en Nerja y otro en Campillos.

Las instalaciones del Parque Cementerio de Málaga fueron inauguradas el 1 de enero de 1987, con el objetivo de cubrir las carencias en materia de cementerios, tanatorios y otros servicios de la ciudad. Este espacio está localizado en la colonia de Santa Inés y tiene más de 500.000 metros cuadrados de superficie, con zonas verdes, plazas, fuentes, jardines, cafetería, comercios, entre otros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios