La seguridad, en el centro de las dudas

  • Vecinos muestran su temor por el riesgo e insisten en que no querían la obra

¿Podrán llegar los bomberos? ¿Lo harán las ambulancias? ¿Corren riesgo los edificios? Son preguntas que formularon ayer algunos de los vecinos de calle La Unión que acudieron ayer a un encuentro con los responsables del Metro y en el que algunos testimonios pusieron de relieve el temor de muchos a que la construcción del túnel pueda poner en peligro sus viviendas. Otros, directamente, se opusieron a que el suburbano pase junto a sus casas y criticaron que no se les consultase. Fue el caso de Ricardo y de Juan Carlos, quien recordó las protestas en contra del cambio de trazado de la línea 1, que originalmente pasaba por Paseo de los Tilos. "El progreso es interesante sino se pone en riesgo la vida de los ciudadanos", sentenció. Frente a las dudas, los responsables de la obra trataron de tranquilizar a los residentes relatando las medidas de seguridad que incluye el desarrollo de los trabajos. Alejandro, comerciante de la zona, preguntó si se ha pensado en el perjuicio que las zanjas tendrán para los locales y auguró que muchos cerrarán sus puertas. "¿Se contemplan ayudas?", interrogó este empresario, momento que aprovechó Teresa Porras, concejala de Cruz de Humilladero, para subrayar que la obra es competencia de la Junta.

Durante la charla aún se escuchaban algunas voces de vecinos que lanzaban un antiguo interrogante: "Y por qué no se ha hecho con tuneladora". Entre los testimonios, el de una vecina con minusvalía resumía buena parte de las inquietudes de los vecinos: "En caso de emergencia, ¿puede una ambulancia parar en la misma puerta de un edificio?" Enrique Urkijo admitió que no podrá hacerlo hasta la misma fachada, pero sí lo más cerca posible a través de las calles aledañas. Lo que sí garantizó el director del Metro es que "nadie se quedará encerrado en su casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios