"Tengo seguro que aquí no vuelvo"

  • El preso que indultará El Rico asegura que es una experiencia que nunca olvidará y que no reincidirá · Ha aprovechado el tiempo para estudiar y dice que, tras el Miércoles Santo, retomará la actividad de su empresa

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús El Rico ya tiene un preso al que liberar el próximo Miércoles Santo. El Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes decidió conceder el indulto a un interno de la Prisión Provincial de Málaga. De esta manera, se cumplía una tradición que en años anteriores ha ocurrido siempre en la sesión del Consejo del Viernes de Dolores y que procede del real privilegio concedido en el siglo XVIII por Carlos III a esta cofradía. El preso al que liberará Jesús El Rico es un hombre de 52 años y vecino de Marbella que responde a las iniciales de C. D. A. y que cumplía una condena de tres años por un delito contra la salud pública, concretamente por vender droga a pequeña escala. El elegido, que había agotado ya un tercio de la pena, se presentó ayer ante los medios de comunicación visiblemente emocionado y sin poder apenas hablar.

C. D. A. es autónomo y tiene su propia empresa. Está casado y tiene hijos. Asegura que al conocer la noticia, se acordó mucho de ellos y de su mujer, de la que dice: "Es lo más grande que me ha pasado en mi vida". El penado quiso también agradecer a todo el mundo la felicidad que le habían dado con este indulto y aseguró que nunca olvidará esta experiencia.

Se considera religioso, aunque hasta ahora no había tenido relación con esta cofradía, de la que se hará hermano en cuanto abandone la prisión. Además, procesionará con la cofradía el próximo Miércoles Santo. El interno recibió la noticia el viernes a las 18:00, cuando el director de la prisión lo llamó a su despacho. Conocía que iba en la terna de presos propuestos, pero no se imaginaba que llegaría a ser el elegido. "Ha sido una sorpresa para mí", asegura.

Del tiempo que ha pasado en la cárcel dice que no ha sido una experiencia ni buena ni mala, aunque ahora lo tiene claro: "Tengo seguro que aquí no vuelvo". En todo este tiempo ha estudiado un curso de aerodinámica y se ha sacado los estudios primarios. "Me han hecho mucho bien para mi persona", confiesa.

El director de la prisión, Juan Antonio Marín, dijo ayer que el comportamiento del interno -que es la primera vez que ingresa en prisión- había sido "intachable" durante el tiempo que ha pasado en el centro y tiene claro que su reinserción será inmediata, al disponer de trabajo y de una familia que lo espera. Por su parte, el hermano mayor de la cofradía, José Rivas, aseguró que es una gran noticia que se siga celebrando "este acto tan entrañable" y resaltó que se trata siempre de indultos completos y no parciales, como ocurre en otros casos.

Como cada año, en la tarde del Miércoles Santo se celebrará el acto de liberación. A partir de entonces, el indultado acompañará en procesión a la imagen de Jesús El Rico vestido con túnica negra y con el rostro oculto. Se trata de una tradición que tiene su origen en el reinado de Carlos III, cuando se declaró en la ciudad una terrible peste. Ante esto, los reclusos decidieron sacar en procesión la imagen del Nazareno que se veneraba en un convento cercano para intentar así acabar con este mal.

Las autoridades no concedieron esta petición, pero los internos salieron a la calle, tomaron la imagen y la pasearon por los lugares más afectados por la epidemia. El resultado fue la desaparición repentina de la enfermedad. A partir de entonces el rey decidió conceder a la cofradía el privilegio de liberar a un preso cada año.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios