Cada fin de semana son sancionados 134 motoristas por circular sin casco

  • Durante los 11 primeros meses del presente año se han propuesto para denuncia a 6.435 personas por este motivo, a los que hay que añadir las 526 que dieron positivo en pruebas de alcoholemia

La sensación de que las últimas campañas de sensibilización sobre el uso del casco habían calado en los estratos más jóvenes de la sociedad parece más ilusión que realidad. Esta es al menos la conclusión que se puede extraer de los datos con los que trabaja la Policía Local de Málaga, que durante los fines de semana del presente año -que también incluye un dispositivo especial los jueves- ha propuesto para sanción a 6.435 motoristas que circulaban sin este elemento de seguridad obligatorio. Una cifra a la que se unen las 1.226 multas tramitadas por conducir sin seguro.

Según datos facilitados por el Área de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, desde comienzos de año hasta el 30 de noviembre, se han impuesto una media de 134 sanciones cada fin de semana a personas que circulaban con sus motocicletas sin el casco protector. La cifra adquiere mayor relevancia si tenemos en cuenta que cada uno de los tres días se tramitaron casi 45 multas y después de que se había extendido la sensación de que el uso de este elemento era necesario para reducir la mortandad en las carreteras de las ciudades.

Fuentes policiales explicaron que los continuos controles que se establecieron a finales de la década de los 90 habían ayudado a concienciar a los jóvenes conductores, que en muchas ocasiones rechazaban ponerse el casco por meras cuestiones estéticas.

Las campañas de concienciación ayudaron a los motoristas a ver en él a un aliado para evitar lesiones más graves y atrás quedaron los fines de semana en los que morían uno o dos jóvenes. Pero estos datos revelan que aún es necesario un esfuerzo para que el uso del casco sea generalizado.

Esta falta de conciencia podría ser extensible a los casos de conducción bajo los efectos del alcohol. La citada fuente informó de que, en el mismo periodo, han sido sancionados 526 conductores por circular ebrios en los 1.597 pruebas de alcoholemia que se han efectuado. Aunque se está haciendo un gran esfuerzo para revertir la situación, las cifras demuestran que aún no se ha asumido la peligrosidad de esta acción.

Los agentes de la Policía Local, además, multaron a 15.413 personas que habían estacionado en zonas prohibidas y a otras 1.483 por ruidos de sus vehículos.

En materia de seguridad ciudadana, destacan las 245 actas levantadas por posesión de armas y las 1.388 relacionadas con la tenencia y el consumo de sustancias estupefacientes. Los efectivos policiales decomisaron en sus actuaciones 252 gramos de cocaína y 393 pastillas de éxtasis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios