La separación induce más del 90% de los casos de violencia machista

  • Todos los días varias mujeres piden ayuda en el Instituto Andaluz de la Mujer por ser agredidas en su casa · El repunte de casos se interpreta como la reacción de los maltratadores a los cambios sociales

O mía o de nadie. La ruptura matrimonial está detrás del 90 por ciento de los casos de mujeres asesinadas o agredidas por sus parejas. Cuando la mujer decide poner fin a años de malos tratos, el hombre reacciona con un mayor brote de violencia, a veces, hasta la muerte. Éste fue el caso de Antonia Moya, la mujer agredida por su marido el pasado martes en Cártama y que había iniciado los trámites de separación. Antonia se salvó. No tuvieron esa oportunidad Ana Padilla, a la que su ex marido asestó 66 puñaladas hace dos años en la Colonia Santa Inés, o la mujer inglesa asesinada por su pareja el pasado mes de enero en Alhaurín el Grande.

"La fase de mayor riesgo es cuando se inicia la separación; muchas mujeres optan por esta vía en lugar de por denunciar porque lo único que quieren es quedarse tranquilas e, incluso, no buscarle problemas a su pareja, no saben que con la separación se recrudece su calvario", explica un agente del Área de la Mujer.

De hecho, el 73 por ciento de las mujeres asesinadas en 2006 no había denunciado, pero sí estaba en un proceso de separación. Los mecanismos de protección previstos en la Ley de Igualdad se activan sólo cuando la mujer presenta la denuncia en el juzgado.

Este año las muertes se han disparado y la sociedad asiste a un repunte de la violencia machista con 12 muertes en toda España, una de ellas en Málaga, desde que arrancó el año. Además, el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) recibe todos los días a varias mujeres que sufren una situación de violencia en su casa y que piden ayuda para salir adelante, como explica la coordinadora del IAM, Pilar Oriente. "Muchas vienen solas, pero también se dan casos de vecinas o familiares que buscan asesoramiento", dice. Las causas del repunte son variadas, aunque las que manejan las profesionales del Área de la Mujer parten de una reacción del hombre a los cambios sociales que se están experimentando, como el divorcio, la facilidad de interponer una denuncia o la incorporación de la mujer al ámbito laboral, entre otros.

Para Gemma del Corral, directora del Área, convendría plantearse una remodelación de la Ley Integral contra la Violencia sobre la Mujer, aunque admite los avances que ha logrado. "La ley es beneficiosa, pero la inmediatez que conlleva debería ser sólo para proteger a la mujer porque ésta se encuentra con la citación al día siguiente cuando todavía no está preparada psicológicamente para ello; están sometidas a un secuestro emocional del agresor", dice.

Actualmente se presentan cada día una media de nueve denuncias diarias por malos tratos en Málaga. "Ésa la media, pero hay días que esta cifra es mucho más alta", advierte Del Corral.

Sólo el Servicio Urgente de Atención a la Mujer Maltratada (Suamm) del Ayuntamiento de Málaga atendió el año pasado a 1.889 mujeres víctimas de la violencia machista. Sólo este equipo tramitó 590 denuncias en comisaría y 232 en el juzgado.

También las casas de acogida del IAM siguen completas, pese a que el recurso ha perdido peso con las medidas de protección impulsadas por la nueva normativa que, al menos, garantiza que la víctima pueda permanecer en su domicilio. Actualmente, viven en la casa de acogida ocho mujeres, tres de ellas inmigrantes, y 16 niños. En el centro de emergencia residen tres con unos seis niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios