Los sindicatos llaman a expresar el malestar por la reforma en las urnas

  • La manifestación congregó a unas 7.000 personas, según la Policía Local, y 25.000, según los sindicatos

Comentarios 14

Expresar el rechazo a la reforma laboral en las urnas. Fue el mensaje que dejaron ayer los sindicatos como cierre de la manifestación que congregó a cerca de 10.000 personas en Málaga. Casi 7.000, según la Policía Local; unas 25.000, según UGT y CCOO, las organizaciones convocantes, y 4.500 para la Delegación del Gobierno en Andalucía. “Siempre tenemos que votar a la izquierda, no hay que votar al PP”, exhortó desde el escenario, en la Plaza de la Merced donde acabó la marcha, el secretario provincial de UGT, Manuel Ferrer. El líder de CCOO que le había precedido en el uso de la palabra, Antonio Herrera, también cerró su discurso con la misma afirmación: “Estaremos en la calle en lucha permanente y con el voto en las elecciones”.

Los sindicatos advirtieron que la protesta de ayer fue “la primera” y que habrá huelga general. “Es el comienzo de la lucha en la calle por nuestra dignidad y por nuestros derechos”, dijo Herrera. De hecho, el próximo miércoles 29, a las 20:00, está prevista una nueva manifestación, esta vez convocada por la Confederación Europea de Sindicatos, contra los recortes que se están produciendo en los países comunitarios. Herrera calificó la reforma de “golpe de Estado” contra los trabajadores porque “abre una brecha social y rompe la cohesión conquistada en más de 30 años”. Para el secretario provincial de CCOO, el cambio legislativo es “una estafa electoral” que convierte a los empresarios en “caciques” y a los trabajadores en “siervos”. “Rajoy y el PP han roto el equilibrio constitucional dando una patada a la negociación colectiva”, arengó Herrera a los manifestantes que llenaban la Plaza de la Merced mientras otras personas disfrutaban del sol en las terrazas que hay a pocos metros. “Es una reforma miserable e inconstitucional”, dijo y vaticinó que en vez del diálogo propiciará el conflicto.

Ferrer dijo que con los cambios introducidos por el Partido Popular, las relaciones laborales se retrotraen a la época en que “los señoritos iban a la plaza” a buscar trabajadores. “Han venido a reconquistar los privilegios de los señoritos. El PP utiliza su mayoría absoluta como una dictadura y rompe los derechos laborales”, afirmó el secretario provincial de UGT. Además, tachó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de “trilero” por engañar a los españoles. “Han roto la negociación colectiva y están haciendo que tengamos que ir de rodillas al empresario”, insistió.

La manifestación partió sobre las 11:15 de la esquina de la Alameda de Colón y Muelle de Heredia. Recorrió las calles del centro y finalizó en la Plaza de la Merced. La marcha modificó su recorrido para no interferir con los festejos del carnaval, que tenían lugar en la calle Larios y la Plaza de la Constitución. Una gran pancarta abría la manifestación: “Contra la reforma laboral impuesta por el Gobierno”. Según los organizadores, es la reforma es injusta con los trabajadores, inútil para el empleo e ineficaz para la economía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios