Un fallo en el sistema inhabilita unas 30 horas el control de accesos al centro

  • El sistema quedó afectado entre la mañana del martes y la tarde de ayer · Movilidad colocará una corona de luces sobre los bolardos para evitar que los vehículos colisionen

Durante aproximadamente 30 horas, el sistema de bolardos retráctiles instalado por el Ayuntamiento de Málaga para controlar el acceso de vehículos al centro histórico, estuvo inhabilitado. Así lo confirmó a este periódico el concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, quien justificó lo ocurrido con un fallo en el servidor informático sobre el que se sustenta este dispositivo. "Los técnicos no conseguían arreglarlo y al final han tenido que venir técnicos de la empresa que se encargó de su colocación para reiniciar el sistema", indicó el edil del PP, quien restó importancia a lo ocurrido. Casero indicó que el problema se detectó a media mañana del pasado martes, quedando restablecido a lo largo de la tarde de ayer.

La disfunción, no obstante, únicamente afectó a los bolardos retráctiles que sirven a modo de obstáculo para que los vehículos que no dispongan de autorización no puedan atravesar ciertos puntos de la denominada almendra del casco antiguo. Preguntado por si todos aquellos conductores que, sin permiso, hayan circulado por la zona restringida serán objeto de sanción, Casero fue claro: "Lo que no han funcionado son los bolardos, pero hay un semáforo instalado que si está en rojo indica que no se puede pasar".

Los puntos de control de acceso están situados en las calles Cisneros, Nosquera, Méndez Núñez, Sancha de Lara y Císter (este último sin bolardo retráctil), mientras que hay cuatro puertas de salida: Martínez, Molina Lario, Tejón y Rodríguez y Casapalma, cerca de Cárcer.

Como novedad, Casero señaló que se va a instalar en cada uno de los bolardos actuales una corona de luces leds en la parte de arriba para que sean fácilmente visibles por los conductores. Uno de estos complementos se pondrá en la pilona de calle Cárcer, que al parecer es el punto más problemático, dado el alto número de vehículos que, desde que entró en funcionamiento el mecanismo, tras la Feria de agosto, ha colisionado con la pilona. "Es raro el día que no hay un coche que choca contra ella", comentó el concejal, quien señaló que con esta mejora en el sistema "nadie podrá decir que no lo ha visto".

La iniciativa puesta en marcha por el Consistorio permite únicamente circular por la zona delimitada a aquellos vehículos que disponen de autorización para ello. La cifra total a mediados del pasado mes de septiembre era de 7.600, número que habrá ido en aumento en las últimas semanas. En caso de pasar por estas zonas sin dicho permiso, el conductor se enfretaría a una multa que puede ascender a 150 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios