El cierre de camas supone "un calvario" para el equipo médico del Regional

  • El Sindicato de Enfermeros acusa a la junta directiva del centro de haber actuado sin previsión, generando situaciones caóticas

El Sindicato de Enfermería (Satse) denunció ayer "las irregularidades y situaciones complicadas" que están sufriendo profesionales y pacientes tras el reajuste de camas en el Hospital Regional. Como todos los años, motivado por las vacaciones del personal, la dirección del centro reorganiza la distribución y disposición de los camastros para compensar las ausencias de médicos y enfermeros.

Desde el sindicato hablan de "mala gestión" refiriéndose a la "falta de previsión" con la que la dirección ha actuado. Actualmente el centro mantiene 100 camas en reserva, y las restantes no son suficientes a los ojos del personal. Esta situación está suponiendo "un calvario" para los profesionales, y rebaja considerablemente la "calidad asistencial al paciente".

El delegado de Satse en el Hospital Regional, José María de la Rosa, informó ayer a este periódico de todas las irregularidades que, a su juicio, se están cometiendo por la falta de espacio: "Desde mediados de julio la situación se ha vuelto insostenible, como todos los años. La noche del 27 se vivieron episodios de descontrol, el personal y los pacientes acabaron desquiciados". También explicó algunas de las soluciones que se están tomando para solventar la carencia de espacio: "En vez de contratar personal, se ha movilizado a pacientes en mitad de la noche para reorganizar las camas; a algunos ha habido que ingresarlos en plantas de diferente patología a la que sufren por falta de espacio; y a otros, que tenían una intervención quirúrjica al día siguiente, se les mandó a casa diciéndoles que vinieran al día siguiente. Es todo un despropósito, una sinrazón". De la Rosa afirmó que "la comunicación entre la directiva y empleados no es efectiva", y añadió que "ellos saben lo que está ocurriendo pero no hacen nada. El gerente ha comenzado a intentar solucionar la situación, pero la otra noche el jefe de guardia ya no podía más". La opinión del delegado sindical coincide con la emitida por SATSE en su comunicado de prensa, y es que cree que "es una completa sinrazón fruto de una nefasta planificación", y que "la única certeza que tenemos sobre los próximos días es que no hay previsión posible, trabajamos con la improvisación como principal herramienta". Tal y como es descrita la situación, la incorrecta atención a los pacientes y producción de errores parecen inevitables a ojos de De la Rosa:. "Es imposible hacer un buen trabajo. Las autoridades dicen que la re adjudicación de camas no afecta a los cuidados, y que éstos están asegurados. ¿Pero en qué condiciones?" y añadió que "no podemos mantener la política de atención al paciente", y que "si no sucede nada y no se comenten errores fatales por culpa de los recortes, es solo de cara a la galería".

La situación se complica, y aunque las camas están en "reserva", tal y como matizó el nuevo consejero de Salud de la Junta, la falta de espacio y los "encajes de bolillos" para proveer de un espacio de descanso a los pacientes se hacen evidentes en palabras del Satse y de su delegado en el Hospital Regional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios