La tasa de paro baja por primera vez del 30% en los últimos cuatro años

  • Málaga tiene la mayor población activa de la historia y se dispara el número de ocupados

La antesala del verano suele ser una buena etapa para el empleo y se ha vuelto a confirmar un año más, con la diferencia de que el mercado laboral está mejorando sus números de forma sensible en Málaga. Entre abril y junio la tasa de paro se situó en esta provincia en el 29,95%, siendo la primera vez que baja de la psicológica barrera del 30% en los últimos cuatro años. Hay que remontarse al tercer trimestre de 2011 para encontrar esa cifra. Es un elemento positivo, pero es mejor guardar la euforia en un cajón porque sigue siendo una de las tasas de paro más altas de España y Europa, está siete puntos por encima de la media nacional y hay 245.900 parados en esta provincia, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cualquier caso, la tendencia del paro es claramente descendente y lo lógico es que esa tasa sea aún menor en el tercer trimestre, que coincide con los meses fuertes del verano. Se conocerá el dato a finales de octubre. Esa misma lógica, amparada en la historia, también conlleva que volverá a crecer el paro en el cuarto trimestre del año y en el primero de 2016. Es el ciclo laboral de una provincia que vive del turismo. Solo se ha conseguido bajar una vez del 10% en la tasa de paro. Fue en el verano de 2005, en pleno auge del ladrillo, cuando se alcanzó el 9,86%. Hoy en día parece una utopía recuperarlo.

Málaga comenzó el verano, según la EPA, con los 245.900 parados mencionados, 17.000 personas menos que en el primer trimestre del año y 13.500 personas menos que en el mismo periodo del año anterior. Es una noticia positiva, principalmente porque se disparó el número de ocupados hasta las 575.000 personas, el más alto en la provincia desde el cuarto trimestre de 2008, que fue el año en el que según los expertos empezó a ser notoria la crisis económica. Ahora hay, siempre según esta encuesta, 25.900 ocupados más que en marzo de 2015 y 41.000 más que en el mismo periodo del año anterior. El sector servicios monopoliza el crecimiento, pues es muy leve en la construcción y la industria y descendió en la agricultura.

Eso ha provocado que cada vez haya más personas que han revivido la motivación por trabajar, como se demuestra en el hecho de que Málaga tiene la mayor población activa de la historia con 820.900 personas, 27.500 más que hace un año.

Ha aumentado la población activa en todas las franjas de edad -incluso en la del colectivo de mayores de 55 años- y en todos los sectores, salvo en la agricultura, siendo el grupo con mayor incremento el de parados que buscan un primer empleo o han dejado su último empleo hace más de un año. Málaga es una de las provincias más dinámicas en España desde el punto de vista económico, lidera la creación de empresas en Andalucía y, según los economistas, elevará su Producto Interior Bruto un 3,3% este año. Todos esos aspectos hacen que atraiga a personas de otras provincias y que la población activa siga al alza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios