Los taxistas amenazan con continuar las protestas

  • El Consistorio precisa que, aunque las competencias de control en el aeropuerto son de la Junta, la Policía Local realiza inspecciones

Unos 250 taxistas, según la Policía Local, se manifestaron este lunes por las calles de Málaga capital para protestar contra el aumento del intrusismo en el sector y contra el excesivo número de multas que reciben por parar en doble fila o en carriles bus. Tras el paro de esta mañana, el Ayuntamiento se comprometió a adoptar una serie de medidas para acabar con dichos problemas, que estos profesionales esperan que se pongan en marcha "de inmediato", ya que, de no ser así, continuarán con el calendario de movilizaciones previsto.

La jornada de protesta comenzó sobre las 09.00 horas, con una concentración en el recinto ferial de Cortijo de Torres, desde donde los taxistas, a las 11.30 horas, iniciaron una marcha en sus vehículos hacia el Ayuntamiento, en el Paseo del Parque, terminando en torno a las 13.30 horas. Según el presidente de la Asociación Unificada Malagueña de Autónomos del Taxi (Aumat), Rafael García, este paro fue secundado por la totalidad del sector.

En el Ayuntamiento fueron atendidos por el alcalde, Francisco de la Torre, y el concejal de Seguridad, Antonio Cordero, quienes, según García, se comprometieron a garantizar una presencia permanente en el aeropuerto, con cuatro agentes por la mañana, otros tantos por la tarde y dos por la noche, "lo que, de llevarse a la práctica, respondería a nuestras demandas".

De este modo, "habría un control por parte de la Policía Local para evitar el intrusismo", aseveró a Europa Press, añadiendo, asimismo, que, "aunque no sea una unidad específica como demandamos, sino agentes que dependen de la Jefatura de Churriana, nos parece una buena medida".

En este sentido, el responsable de Aumat señaló que "el sector no puede seguir pagando seguridad privada en el aeropuerto, sobre todo ante la situación de crisis". "Nuestra economía no da para más", apostilló.

Multas

En cuanto a las "numerosas" multas que reciben por parte de la Policía Local por parar sus vehículos en doble fila o en carriles de autobús para subir o bajar pasajeros, comunicó que se acordó que, una vez cursada la denuncia, una comisión de control verifique que el taxista estaba trabajando y, por tanto, no se tramite.

Al respecto, manifestó que "el servicio del taxi --integrado por 1.446 vehículos-- tiene que ser de puerta a puerta" y, en consecuencia, "no podemos estar trabajando 12 o 14 horas y asustados ante la posibilidad de que el vehículo de la Policía Local provisto de cámaras nos ponga una multa al instante".

Sobre la petición de que se paralice la posible revocación de licencias hasta que se regule esta situación en la nueva ordenanza municipal del taxi, que está pendiente de elaboración, García explicó que el alcalde accedió a ello, estableciendo que, tras la Feria de Málaga, que comenzará este viernes, se consensúe un calendario de reuniones entre el sector y el Ayuntamiento para concretar este punto y el resto de sus demandas.

El representante de los autónomos del taxi incidió en que si no se llevan a cabo "ya" estas medidas, la jornada de protesta se repetirá el próximo 23 de agosto, tras el paréntesis de la Feria, continuando, incluso, cada lunes del mes de septiembre.

"Por el momento, somos cautos y estaremos pendientes de que esas medidas se acometan en los términos que se han acordado, y si no es así, seguiremos con nuestras reivindicaciones", concluyó el presidente de Aumat.

Ayuntamiento de Málaga

Por su parte, desde el Área de Movilidad indicaron que el 27 de julio tuvo lugar una reunión entre la Junta, el Instituto Municipal del Taxi, las asociaciones que representan al sector, la Guardia Civil y la Policía Local, en la que se acordó de forma unánime aumentar las inspecciones por parte del Gobierno andaluz, conjuntamente con el instituto armado y en colaboración con los agentes locales. De igual modo, se determinó seguir manteniendo encuentros periódicos para evitar la presencia de conductores clandestinos.

Así, destacaron la colaboración que se está prestando desde el Ayuntamiento a la Junta de Andalucía en este aspecto, ya que, "según lo previsto por las normativas del sector de transportes, las infracciones y el control corresponde a la Delegación de Transportes por ser carreras interurbanas".

De cualquier manera, el Ayuntamiento aseguró que las inspecciones se están desarrollando conforme a lo acordado, "satisfactoriamente para el sector, según lo transmitido en días pasados al Instituto Municipal del Taxi por uno de los máximos dirigentes de este colectivo".

En este sentido, los agentes de la Policía Local de Málaga realizaron entre enero de 2009 y mayo de 2010 un total de 11.476 inspecciones de vehículos de contratación previa --taxi contratado por el usuario antes de llegar al aeropuerto--.

A consecuencia de las inspecciones llevadas a cabo, la Policía Local realizó 235 actas de denuncia en materia de intrusismo a estos vehículos de contratación previa, que fueron remitidas a la Junta, ya que "las competencias de esta inspección y sanción corresponden a los inspectores de Transportes del Gobierno andaluz por ser normativa autonómica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios