El temporal derrumba una vivienda en Vélez e inunda locales y calles en Estepona

  • La Policía investiga el motivo del desplome del inmueble, que en ese momento estaba vacío · En Ronda, las precipitaciones dejaron 30 litros por metro cuadrado· Han elaborado esta información: Encarna Jerez, Antonio Fortes y Mayte Cortés.

Una breve pero intensa tromba de agua volvió a causar serios problemas en algunos puntos de la provincia de Málaga. Dos fueron los municipios en los que la intensidad del aguacero causó mayores desperfectos: Vélez-Málaga y Estepona. En el primero de ellos, la granizada caída pudo estar detrás del derrumbe de una vivienda del núcleo de Torre del Mar. La Policía Local investiga si la caída del inmueble la causó el aguacero o las obras de saneamiento que se ejecutan en la calle del Río, donde está localizada.

El incidente no produjo daños personales, ya que el edificio estaba vacío. En la casa contigua, donde también se registraron daños, una mujer de 84 años se encontraba en la parte posterior cuando se produjo el desplome y tuvo que ser atendida por una ambulancia a causa de una crisis nerviosa. El suceso ocurrió sobre las 15.30, cuando un grupo de operarios vio que una de las casas centenarias de la zona se desplomaba, llevándose consigo el techo de una vivienda colindante. Según un vecino, cinco minutos antes había advertido que la zanja que se había hecho en la parte delantera de la casa "podría ser peligrosa", ya que esas construcciones "no tienen cimientos". El jefe de Bomberos de Vélez-Málaga, Manuel Titos, explicó que aunque es pronto para determinar las causas, el derrumbe pudo producirse por el mal estado de las vigas.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la Policía Nacional, la Policía Local y Bomberos, que apuntalaron otros dos inmuebles. Desde el Ayuntamiento, informaron que se va a abrir una investigación para conocer los motivos del siniestro.

En Estepona fueron numerosos los locales comerciales inundados y los vehículos aislados por el agua. Las previsiones meteorológicas iniciales se vieron desbordadas por la realidad de los hechos. Los datos del Instituto Nacional de Meteorología señalaban que las precipitaciones caídas fueron de hasta 19,6 litros por metro cuadrado en apenas una hora, entre las 10.00 y las 11.00 de ayer. La tromba fue especialmente intensa en la zona del puerto deportivo, donde en cinco minutos la Avenida del Carmen quedó completamente anegada, obligando a la Policía Local a cortar el tráfico de manera temporal.

La acumulación de agua en la parte norte de este vial hizo que la riada terminara precipitando hacia la cota más baja, inundando los locales comerciales e incluso dejando aislado a un coche que se encontraba parado en la avenida. Las arquetas del puerto no lograron absorber todo el líquido, lo que finalmente hizo que la parte alta del recinto portuario acabase por convertirse en un lago, en el que quedaron incomunicados decenas de coches.

Los trabajadores del edificio Puertosol, en el que están las oficinas de Urbanismo y Hacienda del Ayuntamiento de Estepona, se echaron a la calle para tratar de mover sus vehículos. Sin embargo, la mayoría de ellos tuvieron que esperar a que los bomberos achicaran el agua para comprobar los daños.

Mientras, los propietarios de los locales se apresuraron a colocar tablas para evitar que el agua entrara. En uno de estos establecimientos, Congelados Alfonso, el dueño lamentaba las consecuencias del aguacero. "Siempre terminamos con el agua metiéndose en la tienda, si no estuviéramos pendientes alcanzaría las cámaras y los daños serían peores", dijo.

En total, los Bomberos hicieron diez salidas, concentradas en las avenidas Puerta del Mar, España, Carmen y Litoral. Según el técnico del parque de Bomberos, José Manuel Borrego, "el agua ha llegado a alcanzar los 30 ó 40 centímetros en el puerto, mientras que en las citadas avenidas se han producido doce colisiones de vehículos por las balsas de agua".

La estampa fue bien distinta en Torremolinos y Benalmádena. En la primera localidad, se formaron acumulaciones de agua en los paseos marítimos de Playamar y Carihuela y en la Avenida Palma de Mallorca. Y en Benalmádena, efectivos del Cuerpo de Bomberos tuvieron que achicar agua en una calle de la urbanización Torrequebrada.

Las mayores precipitaciones en la provincia se registraron en Ronda, con 30 litros por metro cuadrado, seguida de Estepona, con 20; Málaga capital, con 11 (en la zona de Teatinos), y Fuengirola, con 10.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios