El temporal mantiene la flota amarrada con rachas de viento de 90 kilómetros

  • El viento sopló ayer con fuerza por sexto día consecutivo y obligó a suspender la salida del barco que une Málaga y Melilla · Costas no valorará hasta el lunes los daños que ha causado en las playas

El fuerte temporal de levante no da tregua al litoral malagueño. Por sexto día consecutivo el viento azotó la costa dejando rachas de hasta 90 kilómetros por hora en la mar y olas de casi tres metros de altura que impidieron a la flota pesquera salir a faenar y obligaron a suspender la salida desde el Puerto de Málaga del buque de pasajeros con destino a Melilla.

Las predicciones no fallaron y el viento sopló ayer con más fuerza aún de lo que lo había hecho desde que el temporal comenzó el pasado sábado, aunque finalmente las olas no llegaron a alcanzar los cuatro metros de altura como se esperaba. No obstante, los pescadores de la provincia tampoco pudieron salir a pescar ayer y mantienen sus barcos amarrados en Puerto desde el domingo.

Este parón en su actividad está ocasionando pérdidas que el colectivo cifra en un millón de euros, una cantidad que se incrementará si el viento continúa sin amainar en los próximos días.

El tráfico marítimo también se vio afectado ayer por la intensidad del viento. El ferry Juan J. Sister, titular de la línea entre Málaga y Melilla, no pudo salir del Puerto malagueño a las 14.00 y unos 52 pasajeros se quedaron en tierra. Sin embargo, el mismo buque no tuvo problemas para entrar en la bocana por la mañana, ya que llegó sin retraso y sin tener que ser remolcado hasta el dique.

El que tampoco pudo salir fue el buque de carga rodada Isla de los Volcanes, que el martes por la noche necesitó la ayuda de un remolcador para atracar en el Puerto.

La embestida de las olas también ha provocado graves daños en una veintena de playas por la pérdida de arena. Según las primeras estimaciones de la Demarcación de Costas no hay muchas novedades con respecto a otros temporales ocurridos en la provincia, ya que la mayoría de los puntos que se han visto afectados son los habituales.

En el caso de la capital, las playas más dañadas por el fuerte viento han sido las de La Caleta, Guadalmar y los Baños del Carmen, mientras que en Mijas las de La Cala y El Ejido volvieron a perder ayer la arena que el temporal arrastró el día anterior.

En la costa oriental, las playas más perjudicadas son las de Benajarafe, Almayate, el lateral izquierdo de la desembocadura del río Vélez, Lagos y Mezquitilla en Vélez-Málaga, y la de Ferrara en Torrox donde las olas han llegado hasta el muro de ribera en todo el paseo marítimo.

Pero el organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente no podrá evaluar los daños reales hasta el lunes una vez que remita el temporal, lo que podría obligar a modificar el plan de regeneración que estaba previsto que comenzara esta semana para que diera tiempo a concluirlo antes de Semana Santa.

La alerta naranja que el Centro Meteorológico de Málaga activó ayer en el litoral por fuertes vientos costeros pasó al nivel amarillo en torno a la medianoche y se mantendrá durante todo el día de hoy. El temporal dará una ligera tregua mañana en el litoral, pero será breve puesto que se espera que el viento vuelva a soplar con fuerza el sábado y el domingo.

También fue desactivada ayer la alerta amarilla por viento en el resto de la provincia. La racha máxima alcanzada ayer se registró en Estepona, con unos 64 kilómetros por hora. En Fuengirola y Málaga capital, la racha más alta fue de 63 kilómetros por hora, mientras que en Torrox no se llegó a los 50.

A pesar de la intensidad del viento, los bomberos no tuvieron que atender incidencias de importancia. Varias ventanas sueltas y un árbol caído sobre la calzada fueron las únicas salidas que realizaron en la capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios