El temporal deja olas de cuatro metros y rachas de 70 kilómetros en el interior

Las consecuencias que el temporal de levante ha tenido en las playas del litoral malagueño no se sabrán hasta hoy. La Demarcación de Costas de Málaga evaluará los daños que ha dejado atrás el fuerte viento que ha soplado en las áreas costeras desde ayer y que casi con toda seguridad ha supuesto la pérdida de arena en algunas zonas de baño debido a las olas de hasta cuatro metros que se han registrado.

El Centro Meteorológico de Málaga activó ayer la alerta naranja por el temporal de viento que se ha dejado sentir especialmente en el mar donde se han alcanzado rachas de fuerza siete y ocho. A partir de las 10 de esta mañana la alerta bajará hasta el nivel amarillo, ya que se espera que vaya remitiendo de forma progresiva a lo largo del día de hoy.

Ya en tierra se alcanzaron rachas de viento de unos 60 kilómetros por hora en los municipios costeros. Pero el viento también sopló con intensidad en puntos del interior de la provincia como en Ronda donde se llegó hasta los 70 kilómetros por hora, según los datos facilitados por el Centro Meteorológico.

Costas tiene previsto evaluar hoy los daños que ha dejado este temporal en las playas malagueñas que hace apenas un mes ya sufrieron la envestida de otro fuerte oleaje de levante, que provocó la pérdida de arena en algunas de ellas.

Aunque el viento remitirá durante la jornada de hoy, el tiempo continuará inestable en los próximos días debido a un frente de lluvias que empezará a entrar hoy por el Atlántico y que podría dejar mañana entre 15 y 30 litros por metro cuadrado en la provincia de Málaga.

En lo que va de mes prácticamente no ha caído ni una gota, a excepción de las escasas precipitaciones que se registraron el lunes en la capital malagueña. Diciembre es el segundo mes históricamente más lluvioso de Málaga, con una media de 95 litros por metro cuadrado, aunque este año está siendo especialmente seco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios