El tercer hospital de Málaga será en el Civil y tendrá 110 habitaciones

  • El edificio de nueva construcción costará 50 millones de euros, tendrá un hospital de día de Salud Mental y un instituto de investigación biomédica. Salud estima que el centro se hará en cuatro años desde que tenga a disposición los terrenos

Málaga tendrá un tercer hospital en la capital. El edificio se construirá en los terrenos "colindantes" al Civil, costará unos 50 millones de euros y tendrá 110 habitaciones individuales. El anuncio lo realizó ayer la consejera de Salud, María Jesús Montero, quien estimó que desde que la Administración sanitaria tenga a disposición la parcela hasta que el centro abra sus puertas pasarán unos cuatro años.

El solar es propiedad de la Diputación, aunque el Plan General de Ordenación Urbana ya modificó su calificación al cambiarlo el verano pasado de residencial a equipamiento. Montero se mostró confiada en que se alcance pronto un acuerdo con la Diputación y el Ayuntamiento de Málaga para agilizar el proyecto. "Desde que tengamos los terrenos, calculamos cuatro años para la construcción porque el trámite administrativo es largo e incluye la publicación en el boletín de la comunidad europea", aclaró la consejera. Lo que no dijo Montero es que el proyecto no está en los presupuestos autonómicos para 2008.

Salud tiene claro que el nuevo edificio se ubicará en los terrenos del Civil, pero aún no ha resuelto en qué parcela porque entiende que debe alcanzar un acuerdo con la Diputación y el Ayuntamiento. Lo que sí está decidido es que el nuevo edificio albergará un hospital de día para Salud Mental, un instituto de investigación biomédica, 90 consultas externas, una zona de diagnósticos por imágenes digitalizada y una área para la unidad que realiza los cambios de sexo, que será referente a nivel nacional.

La decisión de construir un nuevo edificio para un tercer hospital en la capital fue adoptada por la Consejería tras descartar el proyecto de remodelación del de Ciudad Jardín. Este antiguo centro llevaba cerrado más de cinco años y la Administración sanitaria era reacia a acometer una inversión para reabrir unas instalaciones que con el tiempo revertirían en Cruz Roja, su propietaria. "Aquella era una operación con fecha de caducidad porque era un edificio cedido por un tiempo [a Salud] para ser revertido. Lo hemos sopesado y lo más conveniente era levantar un nuevo edificio; una construcción de nueva planta que supone un salto cualitativo y cuantitativo", justificó Montero.

El nuevo hospital estará adscrito al Carlos Haya para evitar la duplicidad de costes burocráticos y atenderá a la población de toda la provincia. Todas sus 110 habitaciones será individuales y tendrán una cama para el acompañante del enfermo. La idea de la Consejería es "desterrar la imagen de dormir en el sillón". La consejera avanzó que la creación de estas nuevas camas a su vez permitirá luego remodelar el pabellón general del Carlos Haya para ganar también allí más habitaciones individuales.

El futuro centro -que aún no tiene nombre- será un hospital sin papeles, ya que las pruebas diagnósticas serán digitales y el intercambio interno de información se hará mediante nuevas tecnologías. El equipamiento previsto es de una resonancia magnética, dos salas de rayos X, otras tantas de ecografía y un área de telemando para estudios digestivos. Será un centro hospitalario de alta resolución (chare) como se llama a aquellos dispositivos que dan diagnóstico y tratamiento en el día.

El anuncio, hecho a cuatro meses de las elecciones autonómicas de marzo, supone la creación de tantas camas como las abiertas en la última década ya que desde 1996 hasta ahora la Administración sanitaria apenas ha creado un centenar en toda la provincia.

Pero los representantes autonómicos se afanaron ayer en demostrar el esfuerzo inversor de la Junta. El delegado del gobierno andaluz en Málaga, José Luis Marcos, recalcó que la previsión presupuestaria para sanidad en Málaga en 2008 es de 57 millones de euros. A su vez, la consejera desgranó todos los proyectos en marcha para mejorar la asistencia, como los chares de Estepona, Mijas o el Guadalhorce, la reforma de la segunda torre del Hospital Clínico o las reformas en el Carlos Haya; iniciativas que suman unos 68 millones de euros. Según Montero, todas estas inversiones no se paran por la puesta en marcha del proyecto del nuevo hospital.

Una de las señas de identidad del nuevo edificio será el instituto de investigación biomédica que tendrá dos salas de formación, varias aulas para estudiantes de Enfermería y Medicina, así como una nueva biblioteca. La intención de la Consejería es que el espacio albergue tanto a los investigadores básicos como clínicos. "Se trata de que todos colaboren en la transmisión de conocimientos para que los ciudadanos de Málaga se beneficien de los avances", insistió. El modelo será similar a los del Virgen del Rocío de Sevilla o el Reina Sofía de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios