El terral hace un paréntesis en pleno invierno en Málaga

  • Los termómetros llegaron ayer a marcar en la capital los 23 grados en un día en el que el sol lució radiante

Casi parecía imposible que después de un mes de febrero plenamente invernal, en el que los termómetros han llegado a tiritar en más de una ocasión, Málaga pudiera vivir un día primaveral en el que lució un sol radiante y en el que la ropa de abrigo no tenía cabida. El viento de terral no faltó a su primera cita de este año e hizo que el calor se impusiera ayer con claridad, con una temperatura máxima en la capital que alcanzó los 23 grados. No es la más alta registrada este año, porque ya el 6 de enero se pasó de los 26 grados en Málaga, pero sí muy bien recibida a los malagueños poco acostumbrados al frío y que han estado durante tres semanas consecutivas soportando temperaturas por debajo de lo normal para esta época del año en la provincia por culpa de la persistencia de una ola de frío procedente de Siberia.

Pero ayer pocos se acordaron de eso porque el sol y la temperatura primaveral permitieron disfrutar de un domingo de playa y paseos marítimos, en cuyos establecimientos aparecía el cartel de completo. El responsable del paréntesis que dio ayer el invierno fue el viento de terral que comenzó a entrar el sábado por la noche y que ya hoy a primera hora dará de paso nuevamente al levante, con lo que se notará un claro descenso térmico, según las previsiones meteorológicas. Aún así, hoy también hará un buen día y las temperaturas rondarán los 19 grados en prácticamente toda la provincia. Y así seguirá, aunque con una ligera bajada de las temperaturas, a partir de mañana, Día de Andalucía que también invitará a disfrutar en la calle gracias al buen tiempo. Para el miércoles sí se espera cierta inestabilidad, pero de la lluvia que parecía que podría llegar ese día ya no está tan claro y es más que probable que la Semana Blanca termine en Málaga sin rastro de las precipitaciones. No sería de extrañar porque es la tendencia más repetida durante este invierno en el que ha llovido un 40% menos de lo normal y en el que únicamente ha llovido en cuatro ocasiones. El lado positivo de esta situación es que hubo muchos que pudieron ayer disfrutar de un día espectacular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios