El terral marca una primavera seca y con temperaturas un grado más cálidas

  • El día más caluroso de toda la estación se vivió el pasado martes cuando los termómetros rozaron los 34 grados en la capital malagueña · El verano dará comienzo oficialmente la próxima madrugada

El viento de terral ha marcado una primavera seca y con mucho calor en Málaga mientras el resto del país ha vivido de forma continua bajo la amenaza de la lluvia en los últimos meses. La temporada primaveral que termina hoy y que dará paso al verano será recordada por las temperaturas tan elevadas que se han registrado durante buena parte de la estación y que sólo en junio han llegado a superar en casi siete grados el promedio histórico.

El calor ha sido la nota dominante durante toda la primavera por culpa del terral. No es lo habitual en esta época, pero este año el viento de poniente se ha impuesto con claridad haciendo que los termómetros superen en casi un grado y medio los valores normales.

El predominio del viento de terral favoreció que de los 30 días de abril se superaran los 20 grados de máxima en 25 ocasiones. Esta situación hizo que el mes terminara con una temperatura máxima media de 1,5 grados por encima del promedio de los últimos 40 años al situarse en lo 22,3 grados.

Pero la tendencia continuó durante el mes de mayo, a pesar de que los meteorólogos aseguran que "no es lo habitual". La explicación de que el terral haya hecho subir las termómetros se debe a los frentes lluviosos y tormentosos que han afectado al resto de la Península y que aquí sólo han llegado en forma de nubosidad y calor acumulado.

Esta situación favoreció que la temperatura media entre las máximas y las mínimas de mayo se haya situado este año en los 20,2 grados, cuando la media desde 1971 es de 18,8 grados. El día más cálido fue el día 23 con una máxima que rozó los 32 grados y que contrastan con los 23,9 grados del promedio histórico de este mes.

Pero el récord se batió el pasado martes. El terral volvió a hacer de las suyas y los termómetros marcaron una máxima de 33,8 grados en la capital, casi siete grados más de lo normal en el mes de junio.

Sin embargo, según la Agencia Estatal de Meteorología, en junio cambió la tónica de los meses anteriores y el viento de levante ha predominado la mayoría de los días salvo interrupciones puntuales de poniente.

A pesar de que la primavera comenzó con una tromba de agua y granizo en la capital, las precipitaciones registradas este año no pasarán a la historia por su abundancia. Del 20 de marzo hasta hoy, se han recogido en Málaga capital 71,7 litros por metro cuadrado.

La tormenta que descargó en la ciudad durante los tres primeros días de la primavera dejó 21 litros por metro cuadrado. Abril sí fue más lluvioso y se recogieron hasta 43 litros, mientras que en mayo apenas si cayeron 7,7.

El verano dará comienzo oficialmente a las 1:59 de mañana y el calor seguirá siendo la nota dominante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios