Sin tiempo para aburrirse

  • La amplia agenda de campamentos en la provincia ofrece cada verano alternativas muy dispares a jóvenes de todas las edades

Llega el calor y los más jóvenes cambian las clases por los campamentos de verano y los libros por nuevos amigos y aventuras en las que nunca faltan el agua y las piscinas. Convertirse en director de cine, codearse con estrellas de la NBA, practicar el escultismo o sentirse jugador del Chelsea son algunas de las alternativas que ofrece la amplia oferta de campamentos en Málaga.

Con la idea de que cualquiera pueda experimentar en primera persona el arte del cine, Kike Díaz creó en 2005 el programa Minichaplin, caracterizado por catálogo que reúne más de 300 actividades dirigidas a todo tipo de públicos, como talleres de realización de cortos, cine de papel, de cine de animación, de guión, de fotografía, cinefórums y muchas más. "Somos el único centro de divulgación audiovisual itinerante de Europa", asegura Díaz. Las actividades más demandadas de esta organización son los campamentos matinales de verano.

En concreto son dos los que lleva a cabo Minichaplin: el campamento de cine infantil (de 7 a 12 años) que se realizó el pasado mes de junio y el campamento juvenil Hago mi peli (a partir de 13 años) que duró del 6 a 10 de julio. Ambos han tenido una respuesta inmejorable por parte del público malagueño.

Según dice el creador las actividades son totalmente prácticas y en grupos reducidos a cargo de profesionales en activo de las materias tratadas . En el campamento Hago mi peli, se lleva a cabo la grabación de uno o varios cortometrajes.

Con el lema "Learning to play, playing to learn", la fundación Chelsea FC lleva varios años instalada en Málaga enseñando la práctica del fútbol y el inglés a los más jóvenes. "Somos pioneros en unificar los valores de la deportividad combinándolos con el inglés" comenta orgullosa Carmen Arias, directora del Campus de Málaga". Andrew Bonich, director general de las escuelas del Chelsea.F.C. en Málaga, Marbella, Madrid y Cantabria, llegó desde Londres con la idea de unir estos dos conceptos.

La fundación ofrece dos campus de verano, que se realizan durante los meses de junio y julio. "Vienen niños de todas partes, Nueva Zelanda, Kazajistán, Egipto, Francia, China... Es muy bonito ver como llegan sin saber inglés ni español y al final del campus todos chapurrean", dice Carmen, a lo que añade que en estos campamentos no sólo se imparte fútbol e inglés, también hacen excursiones a parques acuáticos, actividades como paddle surf o la novedad este año, enviar a algunos participantes de los campus a Londres para pasar unos días con el primer equipo del Chelsea.

Hay dos modalidades de campamento: internos (los participantes duermen en la residencia de la UMA con pensión completa) y externo, con entrada a las 9:00 y salida a las 20:30. Además, los jóvenes pueden recibir un certificado oficial de nivel Trinity College London.

"Nuestro equipo está altamente preparado, tenemos licenciados en ciencias de la actividad físicas y en filosofía inglesa, médicos, fisioterapeutas, pedagogos, nutricionistas", señala la directora.

También es época de campamento para los boy scouts. en Málaga hay más de 15 grupos que practican el escultismo y en Andalucía más de 63. El Vice presidente de scout de Andalucía, Carlos Jiménez explica que el verano es la época ideal para hacer excursiones educativas y que los aventureros pongan en práctica lo que han aprendido todo el año.

"Nuestro grupo en concreto, Gs125 de San Estanislao, realizará expediciones en Salamanca, Haarlem (Holanda) o el Camino de Santiago", indica el director del grupo de scouts.

Un clásico de los campamentos de verano en Málaga son los que oferta la obra social de Unicaja. Abarcan desde el famoso campus del club de baloncesto en Los Guindos; el archiconocido campamento de Sabinillas, donde niños de todas partes de España comparten juegos y actividades con el agua como protagonista; otro de multiaventuras en Ronda; uno de club Náutico en la bahía de Málaga, donde los participantes aprenderán a gobernar un barco de vela con la ayuda de monitores especializados o el English Camp, en Ronda, dedicado exclusivamente al aprendizaje de la lengua inglesa.

Con todas estas posibilidades, los jóvenes malagueños no tienen ninguna excusa para aburrirse en verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios