El mal tiempo frena las buenas expectativas en Semana Santa

  • Hoteleros aseguran que se han anulado reservas para el Jueves y Viernes Santo

Comentarios 1

Al sector turístico en la Costa del Sol parece que le ha mirado un tuerto. Los empresarios esperaban la llegada de la Semana Santa como el gran revulsivo para iniciar la recuperación, pero la lluvia ha impedido que se alcance el lleno deseado en los hoteles. De hecho, varios hoteleros han confirmado a este diario que ya se han producido las primeras anulaciones para hoy y mañana -los días fuertes- y que también se ha frenado en seco la contratación de nuevas reservas, tanto en la capital como en la costa.

Jorge González es el director del AC Málaga Palacio y señala que ayer ya tuvo las primeras cancelaciones. "Estamos teniendo en torno a un 15% de anulaciones para Miércoles, Jueves y Viernes Santo lo que ha provocado que tengamos una ocupación próxima al 80%", explica. González también precisa que está habiendo salidas anticipadas y asegura estar "preocupado" porque "teníamos todo reservado con bastante antelación y muchas de esas habitaciones se han anulado sin ser abonadas previamente, por lo que hemos perdido disponibilidad".

Enfrente del Málaga Palacio está el hotel Molina Lario. Su directora, Lourdes Grau, señala que están en una ocupación media del 93% pero también han tenido casi una decena de anulaciones para hoy y mañana. "La gente viene a Málaga buscando el sol y las procesiones y si no hay ni una cosa ni otra es normal que al final decida no venir", destaca Grau, quien sí estima que los tres primeros días de esta Semana Santa han sido mejores que el mismo periodo del año pasado. "Hasta ahora no ha sido un desastre pero si hubiera hecho buen tiempo estaríamos hablando de un completo total", añade.

En el hotel NH Málaga la tónica ha sido similar. Andrés Castillo, director del establecimiento, afirma que se han anulado en torno al 10% de las habitaciones aunque, en su caso, sí están consiguiendo nuevas reservas para hoy jueves ya que el hotel está situado justo al lado de la cofradía del Cristo de Mena y hay muchas personas que quieren ver el desfile de los legionarios. En cualquier caso, Castillo reconoce que el mal tiempo en esta Semana Santa "ha sido una pena porque ha sido muy tardía y los días previos hemos tenido unas temperaturas muy altas. Todo el mundo estaba esperando la Semana Santa y ahora nos encontramos con que está lloviendo, pero hay que ser positivos".

En la costa también está habiendo anulaciones aunque son menos significativas. En los hoteles puramente vacacionales los clientes ya tenían paquetes contratados y no los están cancelando si bien se han paralizado las nuevas contrataciones para hoy y mañana. "Se ha parado casi por completo el ritmo de reservas que estábamos teniendo", señala Miguel Bordera, director de zona de la cadena hotelera Med Playa (gestor de los hoteles Bali, Riviera y Villasol en Benalmádena y Pez Espada en Torremolinos). Este experto indica que el nivel medio de ocupación de sus establecimientos está en el 70% y "nos daríamos por satisfechos si alcanzáramos el 75%". En este caso cabe señalar que la mayoría de la clientela de esta cadena es europea y, por tanto, la Semana Santa no es temporada alta para ellos. En la cadena malagueña Fuerte Hoteles -propietaria de varios hoteles en Marbella y otros puntos de la costa andaluza- explican que la ocupación ronda el 90% y, aunque no ha habido grandes cancelaciones, sí se han parado las nuevas reservas. "No está habiendo demanda de última hora", señalan.

Al margen de la lluvia, el vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), Francisco Moro, indica que ha podido influir negativamente en las reservas el hecho de que este año solo haya una corrida de toros y en la pasada edición hubo dos (la picassiana y la de José Tomás) de forma que se ampliaron las reservas hasta el mismo Domingo de Resurrección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios