El tiempo cambiará a mitad de semana para traer el calor al litoral

  • El régimen de viento de poniente se impone con una subida prevista de temperaturas superior a los 34 grados

Playa de Málaga repleta de bañistas. Playa de Málaga repleta de bañistas.

Playa de Málaga repleta de bañistas. / javier albiñana

El verano está siendo duro por el intenso calor que están sufriendo las zonas del interior de la provincia de Málaga, pero apenas si se está notando en el litoral. Las temperaturas están siendo curiosamente más bajas de lo normal en los municipios costeros, si bien la situación cambiará a partir de mañana debido a la entrada del viento de régimen de poniente y que hará que los termómetros superen incluso los 34 grados.

Hasta ahora, en todo el mes sólo el día 8 se llegó a esa temperatura en el aeropuerto de la capital, mientras que el resto de los días apenas si se han superado los 30. De hecho, la media de las temperaturas máximas de julio de este año hasta el momento es de solamente 29,2 grados, mientras que el promedio histórico de las últimas décadas se sitúa en los 30,5 grados, según los datos del Centro Meteorológico de Málaga.

La situación cambiará, al menos, por unos días debido a que hoy mismo está previsto que el viento de levante desaparezca por completo en el mar de Alborán y comience a predominar el poniente, lo que hará que ya mañana los termómetros podrían marcar máximas de unos 32 grados en las zonas costeras de la provincia.

Pero el viento de poniente podría soplar en forma de terral o noroeste el jueves, lo que sí haría que el aumento térmico se note especialmente en sus zonas de influencia en Málaga con temperaturas incluso en torno a los 36 grados. No obstante, en el caso de que finalmente el viento de noroeste no se imponga, el Centro Meteorológico de Málaga alerta de que el poniente hará que las máximas se sitúen alrededor de los 34 grados en puntos del litoral y, paradójicamente, por debajo de los 30 en las comarcas del interior de Ronda y Antequera.

No obstante, el cambio de tiempo no durará mucho porque el viernes vuelve el viento de levante y con él un descenso de las temperaturas en las zonas cercanas al litoral, que volverán a situarse en torno a los 30 grados. Incluso las previsiones meteorológicas apuntan a que el sábado podría aumentar la nubosidad debido a una vaguada profunda que afectará a esta zona con circulación del viento del sur y que hará que aumente la nubosidad y que puedan registrarse chubascos de barro en las zonas costeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios