El 'tijeretazo' afectaba a más de 600 alumnos malagueños

  • Durante este curso 943 estudiantes de la UMA están en el extranjero

El amago de tijeretazo del ministro de Educación, José Ignacio Wert, a las becas Erasmus ha supuesto un sobresalto nada despreciable para un importante sector de la comunidad universitaria en Málaga. Del total de 943 erasmus de la UMA que actualmente disfrutan de su beca en el extranjero -o se irán el cuatrimestre próximo-, unos 617 entraban dentro del grupo al que el ministro había decidido despojar de la ayuda que aporta el Estado a la beca.

Por eso, la posibilidad de no recibir la parte de la dotación de la beca Erasmus correspondiente al Estado provocó la ebullición de las redes sociales y el surgimiento de distintas movilizaciones de protesta al respecto ante una importante merma en los recursos de los que estos alumnos disponen para mantenerse. Desde el 30 de octubre, día en el que los más rápidos descubrieron la medida, hasta que ayer el ministro José Ignacio Wert anunció la revocación de la misma, la incertidumbre se adueñó de los estudiantes erasmus españoles. La comparecencia del ministro supuso la tranquilidad para los mismos, pero, en muchos casos, el sentimiento de duda se había convertido en indignación. Un ejemplo de las iniciativas que se desarrollaron en cuanto se conoció el recorte es la de la estudiante madrileña Laura Zornoza, que puso en marcha en la web de peticiones de carácter social y reformista Change.org al respecto, que hasta ayer había alcanzado las 200.000 firmas de apoyo.

Después de las reducciones en las cuantías que esta beca había sufrido en los últimos años, un nuevo recorte suponía un nuevo ajuste para la cuentas que se habían hecho los que ya se encuentran estudiando fuera del país. Es el caso de María José Palacios, una estudiante de Arquitectura de la UMA que se encuentra en Italia desde que empezó el curso. Cuando se enteró de que perdería unos 100 euros mensuales, lo primero que hizo fue comentárselo a sus padres para que le aconsejaran qué hacer. Evidentemente la animaron a seguir. Sin embargo, comenta que una compañera de Alicante sí que estaba en peor situación porque perder la beca del Estado le suponía obtener una única ayuda mensual de unos 100 euros (la correspondiente al Organismo Autónomo de Programas Europeos).

Aunque a Macarena Sánchez el recorte anunciado por Wert no le afectaba directamente, al haber sido beneficiaria de una beca general el curso anterior, reconoce que cada año la cantidad que reciben los erasmus va menguando. "En las reuniones a las que asistimos siempre se basan en los datos que manejan del año anterior, pero nos advierten de que las cantidades pueden variar, dependiendo de los ajustes de las tres administraciones que conceden ayudas para que estudiemos en Europa", comenta esta estudiante de Arquitectura malagueña que pasará todo el año en Italia. Por eso, explica que este tipo de cambios deberían de anunciarlos antes de que los estudiantes se embarquen en una aventura "en la que no sabemos la ayuda que vamos a recibir ni cuándo", porque los pagos para contribuir a su estancia en el extranjero no se realizan de forma mensual y a veces reciben el dinero a su regreso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios