Un tornado arranca en Vélez una caseta y árboles

  • Una mujer embarazada y una niña fueron rescatadas en Estepona · Medio millar de vecinos quedaron incomunicados en Casabermeja

Un tornado de fuerza uno se registró ayer en Vélez-Málaga y arrancó una caseta de playa de 3.500 kilos, varios árboles y originó un accidente de tráfico en la antigua carretera N-340. El coordinador de Protección Civil en Vélez-Málaga, Juan Ramón López, explicó que el tornado fue registrado por la mañana, tenía una velocidad de entre 110 y 115 kilómetros por hora, y a su paso, levantó también el tejado de una vivienda en el núcleo de Caleta de Vélez.

La caseta de playa de tres toneladas y media de peso fue arrancada de su emplazamiento en la arena y lanzada sobre el paseo marítimo, mientras que los árboles cayeron sobre la N-340, dando lugar a un accidente de tráfico y obligando a cortar el carril en dirección a Almería durante varias horas. El tornado recorrió el litoral de Vélez-Málaga, entre Torre del Mar y Caleta de Vélez, sin que se produjeran daños personales.

El día de ayer fue bastante agitado en numerosos puntos de la provincia, hasta el punto que se contabilizaron unas 90 incidencias en 19 municipios. En la Axarquía, además del tornado, el Ayuntamiento de Vélez ha pedido la actuación de Demarcación de Costas ya que existe riesgo de desprendimiento de la plataforma peatonal de Lagos por el desmoronamiento del muro de ribera. Las lluvias dejaron en Vélez-Málaga 25 litros por metro cuadrado, aunque en las cabeceras de los ríos fueron más cuantiosas. En el Salto del Negro se recogieron 90 litros por metro cuadrado, lo que provocó un incremento del caudal del río Vélez. En Rincón de la Victoria fue necesaria la intervención de los bomberos para achicar agua en una decena de garajes de viviendas particulares en Torre de Benagalbón.

El polígono La Vega volvió a convertirse en la zona más castigada de Mijas a causa de las fuertes lluvias que provocaron el desbordamiento del río de Fuengirola a primera hora de la mañana. La inundación de ayer resultó más grave que la del día anterior, puesto que el agua alcanzó un metro y medio de altura y, según afirmaron algunos trabajadores, más de cien naves se vieron afectadas.

En Marbella, las lluvias ocasionaron el desbordamiento del río Guadaiza en su desembocadura, lo cual provocó el desalojo de cinco casas. Si bien cuatro de las familias afectadas pudieron regresar a sus hogares, la quinta, según especificó la delegada de Seguridad Ciudadana María Francisca Caracuel, debió ser realojada en un hotel de San Pedro Alcántara, "hasta que se subsane la situación", que la edil estimó en varios días. En Estepona una mujer embarazada y una niña de 10 años tuvieron que ser ayer rescatadas por los bomberos al quedar atrapadas por la subida del río La Cala. Según explicaron desde el cuerpo de extinción de incendios, el aviso se recibió en torno a las 12:00 del mediodía después de que las auxiliadas llevaran dos días sin poder abandonar la vivienda. En ese mismo municipio los bomberos atendieron ayer más de 100 avisos y ellos mismos están siendo víctimas de las lluvias ya que en el parque de bomberos la cubierta presenta serios desperfectos que han dado lugar a la inundación de los dormitorios.

Por otra parte, en Casabermeja medio millar de vecinos se quedaron incomunicados por la crecida del río Guadalmedina y, en materia de transporte, una decena de trenes resultaron afectados por cortes de vía en la línea entre Algeciras y Granada, a la altura de Almargen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios