Municipal

Los trabajadores de Limasa rechazan el nuevo modelo pero descartan una huelga en Navidad

  • Belmonte vincula la decisión de privatizar la limpieza viaria y dejar como pública la recogida con la "guerra interna" en el seno del PP

Trabajadores de Limasa dialogan con Francisco de la Torre Trabajadores de Limasa dialogan con Francisco de la Torre

Trabajadores de Limasa dialogan con Francisco de la Torre

El acuerdo dado a conocer esta misma mañana entre el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y su socio de investidura, Ciudadanos, para fragmentar el futuro servicio de limpieza y recogida de residuos ha recibido el rechazo “frontal” del comité de de trabajadores de Limasa. “Le hemos dicho al alcalde que es la peor decisión que puede tomar”, ha afirmado hace escasos minutos el presidente del comité, Manuel Belmonte, quien anunciado próximas reuniones de los representantes laborales y una asamblea con el conjunto de la plantilla para analizar la cuestión. Sí ha avanzado que no habrá “conato de huelga” en las próximas fechas navideñas. “Que los malagueños estén tranquilos en Navidad”, ha afirmado, sin cerrar la puerta a acciones más adelante.

Belmonte, acompañado por una docena de compañeros sindicales, ha mantenido una reunión a primera hora con el regidor tras haber tenido conocimiento de la propuesta “por la prensa”. La apuesta asumida por De la Torre, tras el consenso alcanzado con su grupo de gobierno y con Ciudadanos, supondrá la privatización de la limpieza viaria, así como de los mercadillos, las playas y los polígonos industriales (suman del orden de 900 trabajadores), mientras que la recogida de residuos y el tratamiento de los mismos se asignará a una sociedad completamente municipal.

Para los trabajadores, que se mostraron dispuestos meses atrás a renunciar a ciertos derechos en la apuesta por una Limasa enteramente municipal, la fórmula ahora presentada “va en contra no solo de los trabajadores sino también de los intereses de los ciudadanos”. En sus explicaciones, realizadas tras la comparecencia conjunta de De la Torre y Cassá, Belmonte ha relacionado el nuevo modelo diseñado por los socios de investidura con la “guerra interna” que, a su juicio, existe en el Partido Popular. “Utilizan Limasa como arma arrojadiza y nosotros nos vamos a defender; nos vamos a defender a muerte”, ha asegurado, llegando a apuntar que el anuncio ahora realizado puede entenderse como “una provocación” al comité.

Ministros antes, De la Torre y Cassá han escenificado el desbloqueo de las negociaciones entre ambos grupos para avanzar en la negociación de los presupuestos municipales del año que viene. Al respecto, el alcalde ha señalado como posible que las cuentas estén formuladas a lo largo del próximo mes de enero. El paso adelante se produce después de que asuntos como el de los terrenos de Repsol o Limasa hayan quedado resueltos entre las dos partes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios