Más de 150.000 trabajadores de Málaga pierden poder adquisitivo

  • Unos 138.000 trabajadores están protegidos por cláusulas de revisión salarial, según CCOO

Cuando se le pregunta por las subidas que ahogan a los consumidores, el secretario general de Comisiones Obreras en Málaga, Antonio Herrera, apunta que "parece que hay una conspiración". Exagerado o no, lo cierto es que absolutamente todo ha subido con el nuevo año. Pero, ¿ocurre lo mismo con el sueldo de los trabajadores? Pues depende del caso, aunque la cifra no invita al optimismo. Según los datos que maneja el líder provincial de CCOO, más de 150.000 trabajadores malagueños perderán poder adquisitivo porque sus salarios no crecerán tanto como se ha encarecido la vida.

De ellos, unos 50.000 están empleados en la Administración pública y unos 100.000 no están protegidos por cláusulas de revisión salarial. Luego están los empleos sumergidos, difíciles de cuantificar y que aumentan la estadística.

Según Herrera, su sindicato ha negociado en 2007 un total de 113 convenios con un incremento salarial medio del 3,25 por ciento, inferior al Índice de Precios al Consumo (IPC) oficial con el que previsiblemente se cerrará el año, que se situará dos puntos por encima de las previsiones del Gobierno y llegará al 4 por ciento. De todos estos convenios, un 90,92 por ciento, que afectan a 137.451 trabajadores, están protegidos con una cláusula de revisión salarial. Herrera precisa que siete acuerdos colectivos que atañen a 7.168 empleados van retrasados.

El secretario provincial de CCOO critica sobre todo las subidas planteadas por encima del IPC, como es el caso del agua en la capital malagueña, que ha aumentado una media del 6,16 por ciento en 2008. También califica de "intolerable" que el Gobierno "haya permitido" el incremento de precios de artículos de primera necesidad y reclamó al Ejecutivo que adopte medidas al respecto.

El secretario provincial de UGT, Manuel Ferrer, apunta que el incremento de salarios depende de los convenios negociados con cada empresa, aunque precisa que el acuerdo medio plantea un aumento inferior al 3 por ciento, es decir, más bajo que el IPC. A su juicio, los trabajadores perderán poder adquisitivo y recuerda que aproximadamente el 80 por ciento tiene que hacer frente a una hipoteca, cuyo tipo de interés se ha disparado en los últimos meses.

No obstante, el líder provincial de UGT recuerda que la subida fijada para el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que afecta sobre todo a los trabajadores no protegidos con un convenio laboral, es del 5,1 por ciento y se sitúa en los 600 euros. Apunta que las pensiones también subirán por encima del IPC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios