Los trabajadores de las guarderías cumplen su primer día de huelga

  • El sindicato CCOO, que ha convocado el paro en Andalucía en protesta por el modelo de financiación del sector, estima en un 80% el seguimiento

Mochilas en una guardería. Mochilas en una guardería.

Mochilas en una guardería.

El sector de las guarderías completó ayer la primera jornada de las dos de huelga convocada por el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) en protesta por el nuevo modelo de financiación del sector que, en su opinión, dará una vuelta de tuerca a la precariedad que ya arrastra el sector. La organización estimó en un 80% el seguimiento del paro en la provincia.

Las cerca de 300 escuelas infantiles para niños menores de tres años emplean en Málaga a cerca de 15.000 personas. El 99% son mujeres y los salarios medios apenas alcanzan los 800 euros netos al mes por jornadas medias de 38 horas semanales, según explicó ayer el responsable de enseñanza privada del sindicato, Miguel Ángel Palma.

CCOO critica que las empresas repercuten en el personal la congelación de precios

CCOO afirma que el severo control de la inspección educativa ha eliminado problemas del pasado como la adecuación de las infraestructuras, la titulación del personal que se ocupa de la atención de los niños o la ratio de menores por educador. Sin embargo, la Administración "no se ha ocupado de controlar la aplicación del convenio colectivo". El resultado ha sido que las empresas han hecho caer sobre su personal la congelación de los fondos que les transfiere la Junta de Andalucía. En estas circunstancias, las educadoras no solo se ocupan de la atención educativa y de la alimentación de los niños, sino que también atienden otras tareas que no les corresponden como la limpieza.

El nuevo modelo de financiación, en opinión del sindicato, empeorará este escenario laboral. El sistema que se empezará a aplicar a partir de septiembre tiene la particularidad de ser abierto y de permitir rebajas del 15% en el importe máximo que se permite cobrar a las familias. Es decir, ya no hace falta que las escuelas infantiles firmen previamente un convenio de concertación con la Consejería de Educación, sino que simplemente se adhieren al programa público de educación infantil, lo que les permite admitir niños cuyas cuotas son total o parcialmente bonificadas por la Junta de Andalucía. El curso próximo operarán en Málaga 333 centros infantiles adscritos a la red pública de educación infantil de primer grado, después de que cuatro solicitantes hayan quedado excluidos. Sin embargo, solo 17 de ellas han previsto rebajas sobre la tarifa máxima autorizada por la Junta. Es decir, las guarderías de Málaga seguirán cobrando el próximo curso 278,8 euros por mes y niño.

Sin embargo, CCOO considera que este modelo abre las puertas a la competencia sobre los precios y pone en seria desventaja a las pequeñas empresas que suponen actualmente más del 90% del sector. Miguel Ángel Palma considera que se quedan desguarnecidos frente a grandes operadores. En cualquier caso, el temor es que los cambios en el terreno de juego acaben de nuevo repercutiendo en las condiciones laborales de los empleados.

Los trabajadores, además, llevaron a cabo ayer tarde una concentración en las puertas ante la presidencia de la Junta de Andalucía, protesta que fue apoyada por la patronal también muy disconforme con el nuevo sistema de financiación de las guarderías. Tanto es así que Miguel Ángel Palma reconoce que las empresas "esta vez" han dado "facilidades para que el personal secunde la huelga".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios