El tráfico suma tres años de caída en la urbe y la EMT alcanza su pico histórico

  • Por undécimo cuatrimestre, las grandes vías ven cómo la circulación baja · La Avenida de Andalucía crece en sentido este tras la apertura de la hiperronda · Los autobuses cierran 2011 con 46,5 millones de viajeros

Comentarios 2

Qué lejos quedan aquellos tiempos en los que el tráfico era uno de los grandes problemas de Málaga, en los que ir de un punto a otro de la urbe se convertía en una auténtica odisea. Esa realidad forma parte hoy de una ruta al pasado, en el que la penuria económica no atenazaba el bolsillo de los ciudadanos de a pie y usar el vehículo privado era gesto común. Ahora, no. La tendencia que dibuja el último balance de intensidades de tráfico del área de Movilidad, correspondiente al último cuatrimestre de 2011, constata lo que es denominador común desde que la crisis se hizo palpable: el número de vehículos en las principales calles sigue bajando.

Y lo hace por undécimo cuatrimestre consecutivo, lo que supone que en los últimos tres años y medio la línea que dibujan estos registros es descendente, circunstancia a la que han colaborado, en origen, el temor de muchos a verse atrapados por las obras del Metro y, más acusadamente, por el menor coste que supone abandonar el coche.

De hecho, la continuada caída de las intensidades medidas en las grandes arterias urbanas contrasta con el momento idílico que vive la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), que acaba de cerrar 2011 con casi los 46,5 millones de pasajeros, su pico histórico. La subida es del 2% respecto a 2010 y, por lo que parece, la tendencia al alza en la cifra de usuarios se consolida en las primeras semanas del mes de enero.

La comparativa del periodo septiembre-diciembre del pasado ejercicio con respecto al mismo lapso de 2010 confirma, no obstante, que esta minoración es, en términos globales, cada vez menos acusada. Una de las conclusiones que se mantiene intacta a lo largo de la última anualidad es que Carretera de Cádiz vuelve a respirar gracias a los nuevos hábitos de los conductores que tradicionalmente la usaban para acceder y salir de la capital y que tras casi cuatro años de Metro han descubierto itinerarios alternativos.

La Avenida de Velázquez ha pasado de ser la arteria más saturada de cuantas se conocían en la ciudad a un eje con un papel secundario. En el último cuatrimestre analizado la media diaria no llegó a 41.000 vehículos, frente a los 81.400 que llegaron a contarse en el mismo periodo de 2006. Es decir, que en el transcurso de un lustro Carretera de Cádiz absorbe por encima de un 50% menos de tráfico.

Pero no es la única gran vía que se beneficia de esta reducción. El contraste con respecto a lo que venía ocurriendo a finales de 2006 es igualmente ilustrativo en el caso de la Avenida Valle Inclán, la Avenida de Andalucía, Muelle Heredia y el Paseo Pablo Ruiz Picasso, donde se observan severos descensos. En el primero de los casos, la variación es de casi el 16% a la baja, con 12.000 vehículos menos en día laborable, si bien la incidencia es mínima con respecto al mismo periodo de 2010.

A pesar de ello, con 62.000 vehículos (suma de ambos sentidos) es uno de los ramales más transitados, sólo detrás de la Avenida de Andalucía, donde se han contabilizado casi 66.500 movimientos en jornada laboral, un 16,4% menos que en entre septiembre y diciembre de 2006, cuando la intensidad era de 80.000. La tendencia en esta arteria es de crecimiento respecto a finales de 2010, en especial en el sentido este, donde se detecta un 16,8% más de movimientos.

¿Por qué? El concejal de Movilidad, Raúl López, vincula este crecimiento a la entrada en servicio a finales del pasado mes de octubre de la hiperronda. Interpretan los técnicos del área que muchos de los conductores procedentes de la zona occidental de la Costa del Sol, que antes entraban a la ciudad por Carretera de Cádiz u Ortega y Gasset, lo hacen ahora por la Avenida de Andalucía, adonde desembocan tras haber salido de la segunda ronda de circunvalación a la autovía del Guadalhorce.

El mayor incremento respecto al periodo septiembre-diciembre de 2010 se localiza en el sentido este del Paseo Antonio Machado, con un 36,7%, lo que acentúa la utilización de esta avenida como vía de entrada a la urbe. Es igualmente llamativa la evolución de Pasillo Santa Isabel, con casi un 20% más de tráfico que un año atrás y con 19.200 vehículos diarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios