Una treintena de alumnos toma las puertas del Rectorado

  • Los universitarios piden un debate abierto y un referéndum consultivo sobre el Plan Bolonia

Una treintena de alumnos de la Universidad de Málaga tomaron ayer las puertas del Rectorado para pedir que se hagan efectivos los compromisos a los que ya llegó la UMA el pasado 12 de marzo relativos al Plan Bolonia, según los participantes en la sentada. "Se comprometieron a hacer un debate público sobre cómo debe darse la reforma", señaló Juan Carmona, estudiante de 4º de Traducción, que añadió que también se pidió "convocar un referéndum consultivo sobre una posible moratoria de un año en la aplicación del plan para estudiar a fondo cómo debe de hacerse". Como "desde hace más de un mes no tenemos noticias" decidieron sentarse pacíficamente en las escaleras del edificio a la espera de ser recibidos.

Los estudiantes fueron recibidos por el vicerrector de Estudiantes, Juan Antonio Perles; el secretario general de la UMA, Miguel Porras; el director del Gabinete del Rectorado, Carlos de las Heras; y el director de Secretariado de Alumnos, Francisco Sánchez; para atender sus peticiones.

El ya tan polémico Plan Bolonia "vende", según los manifestantes, la equiparación con Europa, la movilidad, una formación dirigida al mercado laboral, clases reducidas, mayor profesorado. Pero hacer esto "a coste 0 es inviable y pensamos que lo bueno va a ser mentira y que el sistema nuevo va a traer degeneraciones a muchos niveles", argumenta Carmona que critica no se hayan aumentado las becas cuando sí que se establecen cursos de postgrado y máster que encarecerán la educación universitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios