El tribunal fija septiembre para iniciar el juicio del caso Malaya

  • El presidente de la Sección Primera informó ayer a los abogados defensores de que en julio abrirá un periodo para plantear cuestiones previas que se formularán por escrito

El juicio por el caso Malaya, el mayor proceso judicial de España por corrupción política y urbanística, comenzará en septiembre. Este es al menos el último calendario que maneja el presidente de la Sección Primera de la Audiencia, el magistrado José Godino, que ayer reunió a los abogados defensores del centenar de acusados para informarles sobre la programación que ha previsto para abordar la vista oral. José Godino ha planteado un plazo de 30 días para cumplimentar el trámite de instrucción a las partes y, seguidamente, dará un periodo común de 30 días al fiscal y a los abogados de la acusación particular que ejercen el Ayuntamiento de Marbella, la Junta de Andalucía y la Agencia Tributaria para que emitan sus escritos de calificación provisional. Este trámite, de acuerdo con la programación actual, se abordará en el mes de abril. Seguidamente, en el mes de mayo los abogados contarán con otros 30 días para presentar sus informes de defensa.

Aunque se había barajado la posibilidad de que se abordaran las cuestiones de previo pronunciamiento en junio, finalmente este mes quedará como colchón para afrontar imprevistos. De este modo, los asuntos previos que, conforme a lo previsto en el artículo 666 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal planteen cuestiones relacionadas con la jurisdicción, la cosa juzgada o prescripción, entre otras, se formularán a lo largo del mes de julio, pero por escrito. En principio, la intención de la sala es que los argumentos que expongan las partes sean resueltos en la sentencia.

De acuerdo con este calendario, el magistrado José Godino calcula que la vista oral comenzará en septiembre, momento en el que también se podría plantear otro trámite de cuestiones previas orales. Los abogados del centenar de acusados recibieron ayer el lápiz de memoria (pen drive) que contiene los 200 tomos que conforman las actuaciones y gran parte de la documentación que la sala tiene almacenada en medio centenar de cajas. La vista oral se organizará en tres sesiones semanales (lunes, martes y miércoles) de 10:00 a 14:30 y el presidente de la Sección Primera les garantizó a las defensas que podrán pedir la práctica de pruebas incluso durante el juicio que, por otra parte, tratará de que se celebre por bloques y dispensando a los procesados de la obligación de acudir diariamente a las sesiones.

Por el momento la composición del tribunal, que presidirá José Godino, no está determinada a la espera de que se resuelva la recusación que el empresario Andrés Liétor ha presentado contra la magistrada Aurora Santos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios