El tricornio pasa de moda y solo queda para actos oficiales

  • La Guardia Civil estrena uniforme a partir de mañana · La nueva indumentaria continúa siendo verde, pero es "más moderna y más funcional" que la anterior

La Guardia Civil tendrá desde mañana un nuevo uniforme. Mantiene el verde tradicional aunque se ha adaptado a los nuevos tiempos. Utiliza dos tonalidades de color -verde oscuro y verde claro- y lleva el nombre del Cuerpo de Seguridad tanto en la parte delantera como la trasera, de forma que será más fácil de ver por los ciudadanos y se evitarán posibles confusiones, principalmente, de noche. La nueva indumentaria es, según el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, José Sánchez, "mucho más funcional y más moderna que la anterior porque es el mismo para mujeres que para hombres y se puede utilizar tanto en verano como en invierno". La chaqueta y el pantalón tienen unos forros interiores que se pueden poner o quitar en función de la climatología, y los zapatos, que "son muy cómodos" en palabras del propio coronel jefe, se asemejan a unas zapatillas deportivas y se pueden utilizar sobre todo tipo de superficies.

El objetivo de los gestores de la Benemérita es, por una parte, modernizar su vestuario y, por otra, intentar unificar su imagen con la del resto de Fuerzas de Seguridad del Estado. De hecho, el uniforme se parece bastante a los de la Policía Nacional o Local y su principal diferencia es el color. Esta indumentaria da a los agentes una mayor libertad de movimientos y evita algunos aspectos que resultaban dolorosos como, por ejemplo, la colocación de insignias en la solapa, que se clavaban en la parte superior del pecho al forcejear con los delincuentes. El vestuario está formado por una cazadora cortaviento que repele el agua y hasta el aceite y aberturas en los costados para colocar el arma, entre otros aspectos. A eso se le suma el pantalón de secado rápido y transpirable, sendos polos de manga corta y manga larga, una gorra, zapatos, botas y cinturón.

La selección del material y de los proveedores no ha sido cosa de un día. El proceso de adjudicación arrancó en 2007 y se seleccionaron dos prototipos. Durante cuatro meses se probaron esos dos posibles tipos de indumentaria y se adjudicó su confección en 2009 a una unión de empresas cuya firma principal está en Pontevedra. Entre 2010 y 2012 se han fabricado 58.000 uniformes completos. Sánchez destacó ayer que el uniforme será el mismo para todos, aunque sí habrá algunas diferencias en aquellas especialidades que requieran elementos adaptados como los agentes de tráfico, del Seprona o de los Tedax.

El nuevo uniforme entrará en vigor mañana en 30 provincias españolas, completando la implantación en todo el territorio nacional, tras una inversión de 21,5 millones de euros. La antigua indumentaria será utilizada exclusivamente en actos oficiales y en la entrada de los edificios públicos, por lo que el tradicional tricornio solo se podrá ver en actividades institucionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios