PREMIOS IBIMA

Una vacuna para la ansiedad de premio

  • Una investigación sobre la prevención del trastorno gana la primera edición IBIMA-Divulga

Juan Bellón, recibiendo el cheque premiado. Juan Bellón, recibiendo el cheque premiado.

Juan Bellón, recibiendo el cheque premiado. / Javier Albiñana (Málaga)

La prevención reduce un 43% la aparición de nuevos casos de ansiedad. Esta afirmación, basada en una investigación de un año y medio, forma parte de las conclusiones de la mejor publicación científica de 2017, premiada ayer en la primera edición de los Premios IBIMA-Divulga.

Juan Ángel Bellón, medico de familia del centro de salud de El Palo, y Patricia Morena, también profesional del Distrito Sanitario de Málaga, son los autores de este trabajo, publicado por la revista JAMA Psychiatry, de la Asociación Médica Americana.

El proyecto es “un metanálisis”, un tipo de estudio que combina ensayos clínicos sobre la prevención del trastorno de la ansiedad. Los investigadores trabajaron con 29 ensayos, lo que representa una muestra de más de 10.000 personas de 11 países diferentes y de los cuatro continentes. El trabajo estadístico con esta serie les permitió demostrar que las intervenciones preventivas, las que se realizan antes de que llegue la enfermedad, son efectivas y logran evitar que el trastorno aparezca.

El método de investigación utilizado, dentro de la pirámide de evidencia científica, se coloca en el perfil más alto, lo que quiere decir que con esta conclusión ya se pueden implementar los programas "porque sabemos con seguridad que son efectivos", explicó Bellón.

Las intervenciones que completan los programas son de lo más diversas y van desde actuaciones en centros educativos con niños y adolescentes a trabajos con psicólogos o individuales vía internet. “No hay diferencia entre ellas, pero en conjunto producen efecto”.

Según el médico, el trabajo investigador consiste en generar la evidencia y, una vez hecho, el balón está en el tejado de los ciudadanos, los gestores sanitarios y políticos y las empresas, los únicos agentes que pueden implementarlo. “Confío más en la ciudadanía que en el resto de sujetos implicados”, dijo Bellón, que piensa que “deben conocer estos resultados y exigir que establezcan programas de prevención”.

A colación, puso como ejemplo la web Predict Plus Preventque predecir en poco menos de ocho minutos si alguien padecerá en el próximo año algún episodio de ansiedad, depresión o consumo de riesgo de alcohol. El portal, detrás del que también se encuentra Bellón, ha servido como calculadora de predicción en poco más de un mes a 150.000 personas. "Los ciudadanos se empoderan y son capaces de reducir ellos mismo el riesgo", apuntó el investigador. 

Bellón describió la ansiedad como “una enfermedad, la más prevalente de los trastornos mentales”. En la última década, ha aumentado su carga –años con mala calidad de vida a causa del trastorno– un 15%. Según el médico, una de las razones es no abordar la prevención, aunque también reconocer que existe un estigma: “Padecer depresión o ansiedad está mal visto y eso es una dificultad para que las personas reconozcan que tienen este padecimiento y para que se muevan para curarlo”.

En cuanto a la investigación, dice que “no está entre las prioridades de los políticos, lamentablemente”. "Los países desarrollados lo tienen claro, invierten mucho y el retorno en salud y económico es enorme, hace que los países se enriquezcan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios