Los vecinos del centro tendrán que esperar para aparcar

  • Los planes de Smassa retrasan a 2014 el impulso de los primeros pasos para dotar a este barrio de un parking para los residentes, que llevan años reclamándolo

"Desde hace unos diez años". Este es el tiempo que, según los residentes de centro histórico de Málaga, llevan reclamando al Ayuntamiento de Málaga la construcción de un aparcamiento destinado a los vecinos en esta parte de la ciudad. Y, por lo que indica el presupuesto diseñado por el Consistorio para 2012, tendrán que seguir esperando. Las previsiones dibujadas por el equipo de gobierno del PP no prevén aportación económica alguna para la ejecución de un parking en esta zona de la ciudad hasta el año 2014.

Así consta en el plan cuatrineal de inversiones de la Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) incluido en el documento del año próximo y en el que sí se consignan 3,8 millones de euros para impulsar un edificio en Torres Quevedo, en la zona de La Luz, y 879.492 euros para otro en la Avenida Pío Baroja, en el distrito Este. Ambos son los únicos nuevos proyectos ideados por Smassa para 2012, una acción en consonancia con la determinación de la sociedad mixta, con capital mayoritario del Ayuntamiento, de minimizar el ritmo de ejecución de aparcamientos hasta vender la totalidad de los 900 estacionamientos que ya tienen construidos pero sin enajenar.

La reacción de los vecinos ante esta situación es de malestar, más aún cuando llevan algunos meses de reuniones con los responsables municipales para ver alternativas. "Llevamos años pidiendo el aparcamiento, más cuando con el proceso de peatonalización que se ha llevado a cabo en el barrio nos han quitado unas 3.000 plazas en superficie", comenta María José Soria, presidenta de la asociación de vecinos del casco antiguo. Una circunstancia que complica a los vecinos a la hora de entrar al barrio.

"Es un cansancio continuo, que el residente del centro sea el perjudicado en cualquier acción que el Ayuntamiento prevea; no hay equipamientos y tenemos que soportar ruidos...", explica la representante vecinal, para la que el Consistorio tendría que haber previsto años atrás edificios de este tipo cuando impulso el proceso de peatonalización. "No estamos en contra de que se hagan cosas, pero que no sea el mismo colectivo el que se vea perjudicado", dice.

Con el fin de dar respuesta a esta larga demanda, desde el área de Movilidad se vienen estudiando desde hace meses, en colaboración con los propios afectados, posibles localizaciones donde intervenir. Algo nada sencillo dados los condicionantes arqueológicos de actuar en el subterráneo. Por ello, una de las soluciones analizadas era la de adquirir un edificio del entorno de Carretería para ejecutar un parking en altura, asunto que por el momento sigue sin estar cerrado.

Otra de las opciones que puso sobre la mesa hace unos días el concejal del área, Raúl López, es la permuta de una parcela en la calle Gigantes y que hoy está en manos de la Junta de Andalucía. Años atrás, el Ayuntamiento contempló la construcción de un parking en esta pastilla con capacidad para más de 200 plazas, desistiendo posteriormente de ese plan. Ahora, la Administración autonómica trabaja en la idea de levantar ahí una promoción de viviendas de protección oficial en régimen de alquiler destinada a jóvenes profesionales, circunstancia que hace que el acuerdo entre las partes esté alejado.

Los planes municipales, según los Presupuestos, reservan la principal aportación económica para actuar en el centro para 2015, con 4,1 millones. En esta misma situación se encuentran otros equipamientos en la calle Carril, Delicias-Parque Mediterráneo y Gaudí, que tendrán consignación en 2013.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios