Un vendaval derriba un circo en Estepona con cinco heridos

  • El viento arrancó la cubierta en mitad de una función y la Policía tuvo que desalojar a los asistentes · Fachadas, carreteras y árboles sufrieron también daños considerables

Un vendaval sacudió ayer por la tarde la localidad de Estepona, donde cinco personas resultaron heridas de carácter leve al caer la carpa del circo de Rody Aragón y varios árboles por el vendaval que afectó ayer al municipio, según informaron en el Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Junta de Andalucía.

En menos de una hora, los bomberos y la Policía Local de Estepona recibieron más de 75 llamadas por el vendaval que azotó el municipio costero y que, en cuestión de cinco minutos, atravesó el casco urbano arrasando todo cuanto encontró a su paso.

Uno de los momentos de mayor tensión del día se vivió con el desalojo del circo de Rody Aragón, que se encontraba instalado en la explanada del Palacio de Congresos. Según contó ayer a este periódico uno de los trabajadores, a mitad de la función de las 17:00 "hemos tenido que parar". "Pero sólo hemos sufrido daños materiales de escasa importancia", aseguró. Eso sí, cinco personas resultaron heridas de carácter leve y fueron trasladadas al centro de salud, ya que parte de la carpa voló, arrastrando varios árboles y mobiliario urbano.

Los trabajos de desmontaje de la carpa se adelantaron y contaron con la supervisión de los bomberos y de la Policía Local que se trasladó hasta el lugar para evaluar la situación. Según fuentes municipales, la peor parte se la llevó el torno de acceso al circo.

La avenida Puerta del Mar fue otro de los puntos críticos. El fuerte viento provocó el derrumbe del muro de cerramiento de unos locales comerciales, que se encontraban vacíos en el momento en el que sucedieron los hechos, por lo que no hubo que lamentar daños personales.

La banderola de uno de los hoteles del municipio también se vino abajo, al igual que sucedió con los contenedores y vallas publicitarias e incluso con las papeleras que fueron arrancadas de las aceras, quedando desplazadas, en muchas ocasiones, hasta invadir parte de la calzada.

Los árboles del municipio costero sufrieron también las fuertes rachas de viento, especialmente los de la Avenida del Carmen, que fueron arrancados de cuajo por la fuerza del viento provocando el corte de uno de los carriles en sentido Málaga.

Las cornisas de los edificios también sufrieron, sobre todo en la zona del puerto deportivo, donde los bomberos atendieron varias llamadas. También en la Avenida Litoral el viento pilló por sorpresa a los trabajadores de una gasolinera en la que se están realizando una serie de obras. Según explicaron, "el vendaval vino del mar y pasó por el lateral llevándose consigo los materiales, incluso las piedras". En este caso, la estación quedó cerrada al público durante unas horas para evaluar los daños que se habían producido, según explicaron a este periódico.

Fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Junta de Andalucía añadieron que el fenómeno está asociado a la alerta amarilla por fuerte viento que se había activado para la zona. Asimismo, la casa hermandad de una cofradía de Estepona resultó anegada a consecuencia de las intensas precipitaciones caídas durante toda la jornada de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios