La venta de vehículos continúa en caída libre

  • Las matriculaciones descienden casi un 30% en marzo · Citroën, Seat y Ford volvieron a ser las marcas más vendidas

El sector de la automoción en Málaga continúa sufriendo los efectos de la desaceleración económica. En el mes de marzo las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 29,4% hasta situarse en los 2.364 vehículos vendidos, según la información de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). El único aspecto positivo que se puede extraer de los datos es que Málaga fue la provincia andaluza donde menos cayeron las ventas, una tónica que se viene repitiendo en los últimos meses. Málaga concentró el mayor volumen de ventas en la región con un 25,5% de las matriculaciones registradas, solo por detrás de Sevilla (2.253 unidades). Por el contrario, Huelva fue la que comercializó un menor número de vehículos con 494 unidades.

Como aseguran desde Ganvac, el descenso en la compra de vehículos se debió, principalmente, a la caída en la venta de turismos, que disminuyeron un 35,5% hasta las 1.980 unidades. Por su parte, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 37,6% hasta contabilizar las 384 matriculaciones en el mes de marzo.

En cuanto a las marcas más vendidas en Málaga, Citroën, con 527 matriculaciones, encabeza el ranking, seguida de Ford y Seat, con 428 y 398 unidades vendidas, respectivamente. Peugeot y Volkswagen, con 388 y 350 unidades vendidas, respectivamente, ocuparon el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas de la provincia. Le siguieron en volumen Nissan y Opel, con 331 y 323 unidades, respectivamente, seguidas de Renault (266), Audi (261) y Mercedes (250).

Para el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, las claves para explicar este nuevo desplome en la venta de vehículos son claras: "El difícil entorno macroeconómico que atraviesa el país, encabezado por el repunte de la inflación y su previsible efecto sobre los tipos de interés, pueden impactar negativamente sobre el canal de particulares y comprometer las ya de por sí bajas previsiones de ventas. Además, el alarmante incremento del precio de la gasolina, que se ha encarecido un 4% en lo que va de año debido al conflicto en Libia y nuestra alta dependencia energética, traerán consigo un mayor repunte de la inflación y una previsible subida de los tipos de interés a corto plazo que puede retraer la demanda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios