La familia de las víctimas del atropello mortal en Cerrado pide que la conductora ingrese en prisión

  • Se opone al aplazamiento de la sentencia solicitado por la condenada mientras el Gobierno decide si la indulta

Comentarios 2

La familia de las víctimas del atropello mortal en las inmediaciones del colegio Cerrado de Calderón ha pedido que la conductora entre ya en prisión. Lo ha hecho oponiéndose a la solicitud de aplazamiento solicitada a la juez por parte de la responsable del siniestro ocurrido en noviembre de 2011. En el accidente murió un padre y su hijo, resultando herido el hermano gemelo éste.

La magistrada del Juzgado de lo Penal número 1 de Málaga ordenó el pasado 15 de enero el ingreso en prisión en un plazo de 10 días de la conductora para cumplir la condena firme de dos años y seis meses por dos delitos de homicidio imprudente y otro de lesiones también imprudentes. La mujer, no obstante le solicitó el aplazamiento de la ejecución de la sentencia mientras el Gobierno central resuelve la petición de indulto que ha formulado. A lo que se ha opuesto la familia, personada en la causa como acusación particular, cuando el juzgado les dio traslado de la cuestión. En breve está previsto que la juez decida si aplaza o no su entrada en prisión.

Además de la pena de cárcel, a la responsable del accidente se le prohibe el derecho a conducir automóviles en un plazo de seis años. Inicialmente el Juzgado de lo Penal número 1 le había impuesto una pena de tres años y cuatro meses de cárcel, una condena que la Audiencia Provincial rebajó a dos años y medio.

El accidente de tráfico sucedió en la tarde del 28 de noviembre de 2011, a las 17:23. La conductora bajaba con su vehículo por la calle Rodeo, en un tramo con una velocidad limitada a 30 kilómetros por hora por la proximidad del colegio. Según consta en la sentencia del Juzgado de lo Penal número 1, el exceso de velocidad y la distracción son las dos claves de la condena impuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios