A vivir a un banco

  • Medio centenar de integrantes del 15-M y Democracia Real Ya se concentran en la calle Larios contra el sistema bancario y piden la reforma de la ley hipotecaria

"Si el banco nos quita la casa nos vamos a vivir al banco". Este es el eslogan que unos cincuenta indignados corearon ayer en plena calle Larios y que, además, hicieron realidad por unos momentos. Dos grupos de actores ataviados con batas y portando sillas y sacos de dormir entraron a las sucursales que los bancos BBVA y Santander tienen en dicha calle para manifestarse contra el sistema bancario y pedir la reforma de la ley hipotecaria. La protesta comenzó pasadas las 11:00. Primero, un grupo de los participantes dibujó a la entrada de calle Larios una vivienda con cinta adhesiva que se convirtió en un pequeño teatro donde se escenificó la rutina diaria de una vivienda con acciones tales como un desayuno, una conversación con amigos e, incluso, instalaron una ducha.

Paralelamente, varios compañeros entraron en las sucursales del BBVA y del Banco Santander donde instalaron un salón familiar y intentaron hacer vida normal, desayunando y durmiendo. Pero esta pequeña escenificación duró poco. Varios agentes del Cuerpo Nacional de Policía desalojaron pacíficamente a los indignados, a los que les requirieron la documentación para ser identificados. "El desalojo de la Policía ha sido una prueba más, una metáfora de lo que suele suceder con este tipo de familias, que han sido desalojadas de los bancos pero se han encontrado con la sorpresa al salir de que la propia ciudadanía había construido una casa en la calle", señaló el portavoz del Democracia Real Ya, Santiago Fernández Patón.

La protesta continúo sin percance alguno hasta las 12:30. El medio centenar de indignados coreaban diversos eslóganes contra los bancos y portaban pancartas en las que rezaban frases como Que paguen la crisis sus culpables, Bancos usureros o 100.000 millones de dinero público para la banca mientras invitaban a todo ciudadano a que pasasen "a su casa" para tomar un café o ver la tele.

"La modificación de la ley hipotecaria es una demanda básica y fácilmente entendible por el conjunto de la sociedad. Que da dación en pagos, es decir la entrega de la casa en el caso de que haya desahucio para salvar la deuda hipotecaria, se incluya en los programas electorales", matizó Fernández Patón.

El portavoz de Democracia Real Ya explicó a los periodistas que con esta iniciativa pretenden denunciar "los miles de desahucios que se han producido desde el comienzo de la crisis, aprovechando para ello el segundo Encuentro Estatal de la Plataforma Democracia Real Ya que se está celebrando en Málaga esta semana.

Durante la protesta, un integrante del colectivo 15-M malagueño fue por la Policía Nacional para que se identificara por lo que fue trasladado a la comisaría ubicada en el entorno de la plaza de La Merced.

Preguntado por los últimos movimiento acontecidos en Madrid, Fernández Patón señaló que mañana se hará una velada nocturna en apoyo y solidaridad. "No importa dónde esté físicamente el 15-M porque está en todos los lugares. Desalojan Madrid pero Málaga está hoy [por ayer] en la calle. El 15-M no se disuelve porque se le eche de una plaza", sentenció.

Asimismo unos 200 integrantes del 15-M se concentraron ayer tarde frente a la Comisaría Málaga-Centro. A gritos de "estas son nuestras armas", entre otros eslóganes, los participantes quisieron mostrar su repulsa a las cargas policiales que se produjeron la noche del jueves frente a la sede del Ministerio del Interior en Madrid, donde se manifestaba un grupo de 'indignados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios