Borja Bastón y Ricca mejoran

  • Completaron casi todo el entrenamiento y crecen sus opciones de estar disponibles ante el Leganés

Borja Bastón, ejercitándose. Borja Bastón, ejercitándose.

Borja Bastón, ejercitándose. / javier albiñana

La enfermería, cómo no, vuelve a ser uno de los principales focos del malaguismo. A apenas dos días de retomar el pulso liguero, hay asteriscos posados en varios jugadores. En dos de ellos, fundamentalmente: Borja Bastón y Fede Ricca. Ayer ambos dieron un paso adelante y demostraron una sensible mejora, aunque aún es pronto para conocer si podrán ser de la partida ante el Leganés.

Ayer completaron casi la totalidad del entrenamiento. Hablamos de dos dolencias musculares, algo más importante en el caso del lateral charrúa, ya que llegó a sufrir una rotura de fibras (en Sevilla), mientras que el delantero aguantó con una contractura para evitar un destino similar al del defensor. Se preveía más rápido de recuperar el problema de Borja Bastón, si bien los procesos de mejora de Ricca han sido más veloces. Ahora se encuentran en un punto de evolución similar y serán los últimos dos entrenamientos los que determinen si están aptos o no para ser convocados contra el Leganés.

La de hoy será una sesión vital para cifrar su porcentaje de opciones. Si todo va bien, estarán a disposición de Míchel durante toda la sesión y al mismo ritmo que sus compañeros. Ya con la confianza para forzar y mañana terminar su integración plena al trabajo. Si no es así o existe el mínimo riesgo de recaída, Míchel no forzará, a pesar de que sabe que necesita contar con el mayor número de integrantes para afrontar la primera gran final de esta temporada.

Aunque cada uno en su parcela es importante, de elegir el técnico madrileño preferiría contar con el uruguayo. Ha sufrido muchos problemas en la defensa esta temporada y el lateral es uno de los jugadores que más confianza le ofrece atrás, amén de ser el único lateral específico para esa demarcación (Juan Carlos se adapta, si bien su naturaleza es más ofensiva).

Cifu y Luis Hernández ya están plenamente adaptados para que Míchel cuente con ellos, mientras Diego González está completando sus primeros días de trabajo con el tratamiento conservador para su rodilla derecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios