málaga cf | las palmas

Dardo a Al-Thani

  • La grada enfoca la mala dinámica en el presidente del club y demanda su cese tras un verano enrarecido

Imagen de la Grada de Animación durante el choque de ayer. Imagen de la Grada de Animación durante el choque de ayer.

Imagen de la Grada de Animación durante el choque de ayer. / javier albiñana

Bautizo agrio para la Grada de Animación en este curso. Firmaron la comunión en el transcuro de la semana anterior, con el tweet del jeque como celestina, en pro de que el Málaga desencallase y abandonase el vagón de cola. No fue así y conforme los canarios iban asestando rejones, el ambiente en la grada viró hacia gritos de dimisión hace Al-Thani, precedidos por pitos a algunos jugadores.

La atmósfera en el inicio recordó a la de los mejores días. Tras su ausencia en la jornada inaugural ante el Éibar, necesitaba el equipo sentir aliento. La Rosaleda no decepcionó y con una buena entrada volvió a rugir y el equipo lo agradeció en esos primeros compases. Algunos reproches en contra de Javier Tebas por los intempestivos horarios de las dos primeras fechas en casa y algún grito reivindicativo tras el cese de la huelga.

Ni cuando vinieron mal dadas con el gol de Jonathan Viera la afición levantó el pie. Empujó para levantar a los jugadores de la tumba que había cavado el 21 y así fue tras el paso por vestuarios. Perdió la virginidad de cara a gol el Málaga e insufló más oxígeno en las butacas del templo de Martiricos. Se soñó con la remontada, pero apareció Calleri para devolver a los blanquiazules a la más funesta realidad.

La vacuna del argentino volvió a hundir bajo tierra al equipo de Míchel y la impotencia del césped se contagió a la grada. Adrián fue la primera diana, tanto que recibió sonido de viento cuando se marchó sustituido por En-Nesyri a falta de poco más de quince minutos. Faltaba aún la sentencia del neófito Remy, que acabó por desatar a la afición.

Con la derrota certificada, la grada apuntó al palco. El "Al-Thani vete ya" comenzó a retumbar en La Rosaleda, mientras el estadio perdía aficionados que marchaban a casa cabizbajos y con el rostro fruncido. Hacía tiempo que no había dardos con dirección a la propiedad, pero la tercera derrota del curso sirvió para despertar fantasmas del pasado. Se viene tras un verano muy movido donde han salido peces gordos y el equipo se ha resentido donde importa, en el césped.

El jeque volvió a prender la llama en la actualidad esta semana con un desprecio al Frente Bokerón y la Grada de Animación combatió el desazón con alegría. Ayer dio la cara, pero otra derrota terminó con su paciencia. Espera el Atlético en el Wanda Metropolitano con el entorno enrarecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios