Decencia general y actuaciones honestas

  • El Málaga se desquita con una victoria que además sirve de redención a muchos futbolistas blanquiazules

El triunfo del Málaga ante el Villarreal sirve como redención para muchos de los futbolistas blanquiazules. Algunos ni habían aparecido en toda la temporada o desde que llegaron, pero en esta última cita la decencia futbolística resulta absolutamente innegable. Del primero al último, aprueban los 14 jugadores que utilizó José González. Habría que irse muy atrás en el tiempo para ver algo similar.

Es llamativo que muchos de esos jugadores hayan logrado ante el Villarreal cuajar sus mejores actuaciones como blanquiazules. Es el caso de Lacen, Success, Bueno y hasta de Luis Hernández. Todos ellos venían mostrando unas deficiencias que apenas se vieron ayer.

Deja un gran sabor de boca ver a Luis Hernández e Ignasi Miquel hacer un partido tan solvente. Tuvieron enfrente a Bacca, Sansone, Roger Martínez y Enes Ünal. Ninguno de ellos inquietó a Roberto. Con los centrales así, todo es más sencillo.

Lacen, a pesar de algunas lagunas y pérdidas, también anduvo más sólido y se atrevió a hacer cosas distintas. Él e Iturra, apoyados en el despliegue colectivo, terminaron de imponerse al centro del campo del Villarreal.

El otro nombre propio esencial fue Diego Rolan, que cambió los fuegos artificiales por acciones útiles y volvió a parecerse al del debut en La Rosaleda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios