"Defendemos una camiseta y un escudo"

Manuel Iturra llegó entre pitos. Al chileno no se le perdonaban su turbulenta salida y los gestos que la acompañaron cuando regresó con el Granada. Sucede que la crisis deportiva del Málaga ha opacado cualquier polémica y cualquier gesto de compromiso ha sido bienvenido. Por eso el centrocampista ha cambiado los silbidos por aplausos, pese a no sentirse perdonado. "El público no es que me lo haya ganado, pero me está soportando", decía con resignación.

En su paso por la sala de prensa de La Rosaleda dejó patente que ha tenido que coger galones ante la ausencia de líderes en el vestuario. Iturra es voz autorizada y refleja el sentir del equipo, que ya pasa de cálculos. "Hace tiempo que dejé de ver los partidos, la clasificación... Siempre ha dependido de nosotros. Ganar un partido nos va a dar la ilusión y la confianza para poder afrontar el próximo partido. Mientras haya opciones matemáticas hay que luchar hasta el final. Nos debemos a un escudo, a un club histórico", afirmó el chileno, recalcando esto último para apelar al compromiso de sus compañeros: "Estamos defendiendo una camiseta, un escudo, y hay muchos sentimientos involucrados, muchas situaciones de trabajo y hay que luchar hasta el final".

Iturra valoró como "rápida" su adaptación y como "difícil" la de los otros siete fichajes, "mucha gente que no conocía la Liga, otros que se tenían que adaptar, venían sin ritmo", como "difícil". Y también reflejó el estado anímico del técnico, José González, al que ve recuperado tras quedar tocado en Leganés: "José nos dijo que venía con la intención de ser el revulsivo. Empezó bien, fuimos a jugar a Éibar y se notó un cambio. Debe sentir un grado de frustración de no haber podido conseguir lo que todos deseamos, que es, de una vez por todas, poder ganar un partido. Pero salvo el partido después de Leganés, cuando le vi algo cabizbajo por no poder encontrar explicaciones a lo que hicimos allí, le veo siempre bastante fuerte, bastante optimista". Pasa todo pues por hacer de Vigo un "punto de inflexión" como pudo ser en la ida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios